Un algoritmo descubre el funcionamiento de la economía moderna

El libro ‘El reemplazante’ explica cómo los algoritmos ya funcionan como traders en la economía moderna.

La economía mueve el mundo. Sin embargo, al igual que ha ocurrido en la sociedad, esta también ha evolucionado. Ahora, los algoritmos pueden, incluso, indicar cómo funciona la economía moderna. Esto es, precisamente, lo que muestra en su novela ‘El reemplazante’, Alexandre Laumonier. La novela la escribió junto al algoritmo Sniper y desgra el funcionamiento de la economía moderna.

El volumen reúne testimonios tanto humanos como no-humanos para adentrar al lector en el incomprensible universo de la economía de hoy en día y habla, especialmente, del llamado trading de alta frecuencia.

Trading de alta frecuencia y algoritmos

La expresión “trading de alta frecuencia” “se usa habitualmente para referirse a traders profesionales que se involucran en un gran número de operaciones por día”. “En general se le atribuyen otras características al trading de alta frecuencia, como la utilización de programas informatizados extraordinariamente rápidos y sofisticados para la génesis, el enrutamiento y la ejecución de órdenes, o plazos muy cortos para establecer y liquidar posiciones», asegura el autor.

En este proceso intervienen algoritmos. De hecho, tal y como se advierte en el libro, a nivel financiero las máquinas organizan la ejecución de estrategias de negociación electrónica que implican una rotación extremadamente rápida de los capitales con ayuda de programas que analizan las cotizaciones antes de detectar las oportunidades para una transacción en algunas millonésimas de segundo.

Contrariamente a quienes invierten a largo plazo, los traders de alta frecuencia liquidan su posición cuando cierran los mercados –es un trading del día a día–, considerando la decimalización decidida por la Reg NMS, que contempla los márgenes bajo los cuales las pérdidas son mínimas.

Asimismo, un trader de alta frecuencia es un robot. Se trata, según se detalla en el libro, de una mezcla de código informático y de chips electrónicos cuya tarea es observar y decidir. Gracias a centenares de algoritmos (algunos tratan las informaciones, otros toman decisiones, otros incluso hacen el vínculo entre ambos, sin contar aquellos que garantizan el enrutamiento hacia las diferentes plataformas), cada máquina intenta ir más rápido que las otras con la finalidad de capturar una oportunidad que se le haya escapado a los competidores en razón de su distracción o de su lentitud. Cada milisegundo cuenta: “Tres milisegundos en el tiempo informático representan una hora de tiempo humano”, afirma el especialista.

 

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio