Predicciones tecnológicas para 2023 y más allá

Artículo de Werner Vogels, VP & CTO at Amazon.com.

Se aproxima el fin del 2022 y el inicio de 2023. Con varias crisis mundiales ocupando nuestra vida cotidiana, es importante ver de qué manera podemos aprovechar la tecnología para resolver los problemas que enfrentamos como sociedad. El Dr. Werner Vogels, VP & CTO en Amazon.com, es responsable de impulsar la visión tecnológica centrada en el cliente, y ha dado su visión de las tecnologías que serán claves en 2023 y más allá. Hoy tenemos más acceso a datos de wearables, dispositivos médicos, sensores ambientales, vídeo y otros dispositivos conectados que en cualquier otro momento del pasado. Cuando se combinan con tecnologías en la nube, como visión por computación, machine learning y simulación, empezamos a vislumbrar a dónde nos puede llevar esa poderosa combinación de datos y tecnología.

La próxima oleada de innovadores e inventores, algunos de los cuales tuve la suerte de conocer mientras rodaba Now Go Build, ya están desarrollando soluciones para reforestar el planeta, mantener activas a las nuevas generaciones y redefinir la cadena de suministro desde el almacén hasta la entrega. Y esto es solo el principio. A medida que se incremente el acceso a tecnologías avanzadas -que cada faceta de la vida se convierta en datos que podamos analizar- podremos ver la llegada de una gran cantidad de innovaciones. Una tendencia que proliferará en 2023.

Predicción 1: La tecnología en la nube redefinirá el deporte tal y como lo conocemos

Al igual que la música y el vídeo, los deportes se convertirán en fuentes de datos que podremos analizar. La información que se obtenga en los próximos años transformará toda la industria del deporte y redefinirá lo que significa jugar -y vivir- cada partido.

En los próximos años, todas las facetas del deporte sufrirán una transformación digital, y esto ocurrirá en todos los niveles de juego, desde el baloncesto juvenil hasta el críquet profesional.

Las principales ligas, como la Bundesliga y la NFL, han comenzado a utilizar secuencias de vídeo, dispositivos portátiles, sensores IoT, etc., para realizar análisis y obtener información en tiempo real. Los deportes se convertirán en un flujo de datos que podremos analizar y sobre el que tomar decisiones en tiempo real. Llegaremos a un punto en el que los equipos realizarán constantes simulaciones en segundo plano para predecir el impacto de sus decisiones en el momento. La propia tecnología se convertirá en la base competitiva del deporte profesional. La experiencia del aficionado, ya sea en persona o a través de una pantalla, cambiará. Los estadios adoptarán rápidamente algunas de las innovaciones, como experiencias de visualización conjunta, y otras que ya hemos visto en industrias como el comercio minorista, como las tiendas Amazon Go, donde el uso de la visión por ordenador, la fusión de sensores y el aprendizaje profundo permitirán la entrada sin entradas y la compra para llevar. El mundo del deporte se encuentra actualmente al borde de la mayor revolución que jamás haya visto, y las tecnologías en la nube están en el centro de este cambio.

Predicción 2: Los mundos simulados reinventarán nuestra forma de experimentar

Computación espacial, mundos simulados o gemelos digitales serán más accesibles gracias a la nube y en 2023 veremos llegar nuevos casos de uso que no estarán limitados por restricciones físicas.

La dificultad de construir y ejecutar simulaciones es un obstáculo para los casos de uso cotidiano. Una simulación de dinámica de fluidos para un ala de avión o un coche de carreras, puede necesitar hasta 150 TB de datos sólo para simular un segundo de un escenario real. Sin embargo, esto está cambiando rápidamente con tecnologías como la recientemente lanzada AWS SimSpace Weaver, la primera de muchas tecnologías de simulación que allanarán el camino para un futuro en el que casi cualquier cosa en nuestro mundo puede ser simulada. Con esta tecnología, una empresa como Terraformation puede modelizar el crecimiento de bosques enteros en su camino hacia el objetivo de plantar un billón de árboles. Como resultado, puede garantizar un bosque biodiverso y sano que tenga la mayor compensación de carbono posible. Otro campo en el que observo un rápido aumento de la innovación es el de la computación espacial. Las empresas ya están construyendo hardware especializado y utilizando tecnologías en la nube para capturar y crear modelos 3D de casi cualquier entorno. Hacer esto con un simple dispositivo móvil pronto será una realidad.

En 2023, tecnologías como estas empezarán a converger, y la nube, por su escala masiva y su accesibilidad, impulsará esta próxima era.

Predicción 3: Aumento de la innovación en energía inteligente

Materiales de superficie que almacenan energía. Redes descentralizadas. Tecnologías de consumo inteligente. En 2023 asistiremos a un rápido desarrollo a escala mundial que mejorará nuestra forma de producir, almacenar y consumir energía.

La crisis energética en la que estamos inmersos supone una motivación extra para la producción de energía renovable. En realidad, el reto está en el almacenamiento y el suministro bajo demanda. Amazon está trabajando en este ámbito, por ejemplo, con el sistema de almacenamiento en baterías de 150 MW de Arizona, que suministra energía limpia y fiable a nuestras instalaciones en esa zona. Empresas de todo el mundo también están innovando rápidamente en este espacio. La nube está facilitando la investigación científica de materiales, almacenamiento de larga duración, como las sales fundidas, los bloques apilados y las pilas de combustible.

Otro campo es la descentralización de la energía y la creación de micro redes. Los datos procedentes de paneles solares, parques eólicos, energía geotérmica e hidroeléctrica se transmitirán, almacenarán, supervisarán, enriquecerán y analizarán en la nube. También veremos el despegue de los dispositivos de consumo inteligente basados en IoT, que dará lugar a la siguiente oleada de innovaciones con tecnologías de ahorro energético.

Predicción 4: La próxima transformación de la cadena de suministro

En 2023, la adopción de tecnologías, como la visión por computación y deep learning, impulsarán la cadena de suministro. Las flotas sin conductor, la gestión autónoma de almacenes y la simulación son solo algunas de las optimizaciones que conducirán a una nueva era en la logística inteligente y la cadena de suministro global.

Proliferarán los sensores IoT en las fábricas y se utilizará el aprendizaje automático no solo para predecir los fallos de las máquinas, sino para prevenirlos. Las redes digitales de transporte de mercancías impulsadas por la nube atravesarán países, incluso océanos, proporcionando datos en tiempo real que permitirán a los transportistas optimizar las rutas de transporte más eficientes. Estas redes de transporte de mercancías sentarán las bases para los primeros envíos de camiones autónomos a través del país. Mediante el uso de la computación espacial, Edge, y la simulación, el transporte autónomo por camión está llamado a tener un impacto masivo en nuestra cadena de suministro global. La clasificación de pedidos y el embalaje automatizado serán cada vez más habituales. Seguiremos asistiendo a esta evolución con nuevas innovaciones en robótica que utilizan IA, visión por computación y manipulación precisa de productos individuales en el inventario de una empresa.

La clave para transformar la cadena de suministro es utilizar la tecnología para optimizar cada paso del recorrido de un producto. A partir del próximo año, veremos una aceleración en el desarrollo de fábricas, equipos y envíos inteligentes.

Predicción 5: El uso del chip a medida se generaliza

El uso de chips creados a medida aumentará rápidamente en 2023. Como resultado, el ritmo de la innovación se acelerará a medida que las cargas de trabajo aprovechen las optimizaciones de hardware que maximizan el rendimiento, al tiempo que disminuyen el consumo de energía y reducen los costes.

Aunque la adopción ha sido rápida en el sector de consumo, no ha ocurrido lo mismo con las aplicaciones y sistemas empresariales, donde el software y el hardware suelen tener ciclos de actualización más largos. Sin embargo, esto cambiará rápidamente en los próximos años a medida que se afiance la accesibilidad y la adopción del chip personalizado.

En AWS, hay una media de 100 millones de instancias EC2 activadas cada día (en el momento de escribir este artículo). Esto se debe en gran parte a lo estrechamente que hemos trabajado con los clientes a lo largo de los años para comprender el tipo de cargas de trabajo que ejecutan y, a continuación, determinar lo que debemos construir a continuación. Al igual que los dispositivos de consumo, esto ha llevado a AWS a invertir mucho en el diseño de chips en los últimos años. Esto se debe a que sabemos que las cargas de trabajo que las empresas ejecutan en la nube pueden ser más eficaces y rentables si se ejecutan en silicio personalizado, creado específicamente para casos de uso concretos.

El ahorro de costes y los beneficios de rendimiento conducirán a más experimentación, más innovación, más adopción y, finalmente, más silicio personalizado para otras cargas de trabajo específicas. Es otro círculo virtuoso. Alan Kay dijo una vez: «la gente que se toma realmente en serio el software debería fabricar su propio hardware». Y el año que viene, la gente que se toma realmente en serio el software empezará a aprovechar todo lo que ofrece el silicio personalizado.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio