Machine Learning e Inteligencia Artificial para marcar más goles

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La Universidad Internacional de Valencia ha elaborado, junto a otras universidades, una investigación que revela que la mayoría de los goles marcados durante la Copa Mundial de la FIFA 2018 fueron resultado de ataques elaborados y que la eficacia goleadora dependió del tipo de posesión, de la zona de lanzamiento del tirador y del número de jugadores involucrados.

Acabamos de asistir al cierre del mercado de fichajes en el que parece que, para ganar y ser competitivo, sólo los jugadores importan. En cambio, Jesús Vicente Giménez, profesor del MBA y del Máster en Gestión Deportiva e investigador de VIU – Universidad Internacional de Valencia, ha realizado, junto a profesores de la Universidad de Castilla la Mancha y de la Universidad Europea de Madrid, una investigación que revela la importancia que en el fútbol tienen los entrenadores que muestra cómo la mayoría de los goles marcados durante la Copa Mundial de la FIFA 2018 fueron resultado de ataques elaborados y no de contraataques.

“El objetivo de nuestra investigación ha sido ayudar a los entrenadores a entender cómo se producían más goles durante el Mundial de fútbol” destaca el profesor e investigador de VIU. Para ello, analizaron todos los goles anotados durante la Copa Mundial de la FIFA 2018, mediante la aplicación de las últimas técnicas de Inteligencia Artificial y Machine Learning, capaces de detectar los patrones de juego que terminan en gol.

Entre las principales conclusiones destaca que la eficacia goleadora de los equipos que compitieron en el Mundial dependió, no tanto del tiempo de posesión, sino del tipo de posesión. Es decir, de la división de la zona de lanzamiento del tirador y del número de jugadores involucrados en un ataque.

“En el día a día del entrenamiento, con los hallazgos de la presente investigación, los entrenadores pueden plantear sus sesiones diseñando ataques elaborados para marcar más goles y establecer tareas defensivas atendiendo al número de jugadores involucrados en zonas, para evitar que el gol te lo haga el rival. A fin de cuentas, el rey del fútbol es el gol. Para ganar hay que marcar siempre”, explica Jesús Vicente Giménez, profesor del MBA y del Máster en Gestión Deportiva e investigador de VIU. 

Así, la importancia de este estudio es que “ayuda a los entrenadores comprender cómo es el patrón de gol conseguido, la zona del campo donde se mete el gol y el número de jugadores involucrados” asegura Giménez, quien continúa explicando que gracias a ello pueden, por un lado, “realizar tareas en los entrenamientos para minimizar la eficacia del gol del rival” y por otro,  “prestar más atención a la práctica de otro tipo de estrategias durante sus entrenamientos, como integrar tareas con objetivos de posesiones cortas, jugar rápido y disparar a objetivo con el fin de producir más oportunidades de gol”.

Un hecho que desde luego pone en valor la importancia para ganar, no solo de los jugadores de fútbol, sino del rol de los seleccionadores nacionales y entrenadores de los clubes, así como de las dinámicas y técnica que éstos diseñan en los entrenamientos de los jugadores, antes de los partidos.

Por eso, la investigación apoya en sus conclusiones que los entrenadores de fútbol “deben ampliar sus perspectivas e incluir a la hora de planificar sus entrenamientos, los aprendizajes de investigaciones como la nuestra y que son necesarias para comprender, por ejemplo y en nuestro caso, cómo se logran los goles” destaca Giménez. 

El uso de la tecnología en el fútbol llega para quedarse

Así, el profesor e investigador de VIU reitera que la digitalización y la irrupción de tecnologías como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning en el deporte, ya es un hecho. “Hoy en día ya no se concibe el deporte y concretamente el fútbol sin el uso de tecnologías que permiten perfeccionar el modelo de juego durante el entrenamiento y la competición” añade.

Para él, el rol de los entrenadores está cambiando puesto que, ahora, tienen que dominar los conceptos del control del esfuerzo para ajustar y entender el perfil del rendimiento de cada posición-jugador y equipo-jugador, la mejora y control condicional, rendimiento táctico o la prevención de lesiones; sin obviar la aplicación y soporte que la tecnología brinda al arbitraje.

“La tecnología ha de ser descifrada por expertos, al jugador le tiene que llegar filtrada y casi sin que tenga que pensar en ella. Y es al cuerpo técnico y al entrenador a quienes corresponde hacer el esfuerzo de comprender el arte de entrenar y competir. Sólo ellos podrán crear un modelo de juego y hacerle llegar la información al jugador-equipo para hacerlos mejores jugadores y más competitivo, con la mirada puesta en ellos”, concluye Jesús Vicente Giménez, profesor del MBA y del Máster en Gestión Deportiva e investigador de VIU.

En esta investigación, que acaba de ser publicada en el Journal Sensors 2021 del  Multidisciplinary Digital Publishing Institute, han participado también Luis Jiménez-Linares y Jorge García-Unanue , de la Universidad de Castilla la Mancha, y Joaquín Cerdá, Javier Sánchez-Sánchez, David Viejo-Romero y José Luis Felipe, Universidad Europea de Madrid.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba