La plataforma de datos de L’Oréal Beauty Tech: una historia de datos en terabytes y sin servidores

L’Oréal amplía el uso de Google Cloud para dar soporte a la plataforma de datos Beauty Tech

L’Oréal nació de la ciencia. Durante más de 100 años, siempre le ha dado forma al futuro de la belleza y ha llevado su eterna búsqueda a alcanzar nuevos horizontes. Esto les ha valido su posición actual como líder mundial de la belleza indiscutible con aproximadamente 32.000 millones de euros de ventas anuales en 2021 y con presencia en presente en 150 países con más de 85.000 empleados.

Hoy en día, con el poder que tiene esta ciencia innovadora, multiplicado por las tecnologías de vanguardia, L ‘Oreal continúa su aventura para seguir dando forma al futuro de la belleza.

Como empresa de tecnología enfocada en belleza, aprovecha su legado de décadas de ricos activos de datos para potenciar la toma de decisiones basadas en instantáneos y sofisticados análisis.

Dado que supervisan marcas globales, las cuales tienen que adaptarse a los requisitos locales, deben mantener un profundo conocimiento de lo que representan los datos de una marca, a la vez que gestionan los distintos requisitos legales y reglamentarios de los diferentes países. Su objetivo final es gestionar un almacén de datos seguro, conforme y sostenible de la forma más eficiente y eficaz posible.

Sincronizan y agregan datos internos y externos de una gran variedad de fuentes de organizaciones y tiendas minoristas. Esto hacía que la gestión de su infraestructura de almacenamiento de datos fuera muy compleja y difícil de gestionar antes de Google Cloud. La huella de L’Oréal era tan grande que antes resultaba imposible tener un método estandarizado para gestionar los datos. Cada proceso era específico de cada proveedor y la infraestructura era frágil. Buscaron una solución para estas complejas necesidades de soporte de datos donde definieron los siguientes principios no negociables:

  • No Ops: En L’Oréal, el trabajo de un desarrollador no consiste en administrar servidores. Necesitan una infraestructura elástica donde se pueda escalar a demanda, para que sus desarrolladores puedan dedicar todos sus esfuerzos a ofrecer experiencias de belleza personalizadas e inclusivas, y no pierdan tiempo administrando servidores.
  • Seguridad: Tienen requisitos estrictos de seguridad y cumplimiento (que varían de un país a otro) y, en materia de seguridad, siguen una estrategia de confianza cero. Los datos internos y los datos de clientes deben mantenerse seguros y encriptados.
  • Sostenibilidad: Sus datos proceden de entornos muy variados, entre ellos centros de datos y nubes públicas. Deben ser capaces de acceder a esos datos de forma segura y de analizarlos, reduciendo al máximo la complejidad y el impacto medioambiental que supone mover y duplicar datos.
  • Supervisión de principio a fin: Como sus desarrolladores no deben dedicar su tiempo a administrar servidores, necesitan un panel de control único y transparente que les ayude a supervisar el sistema e intervenir si algo va mal.
  • Facilidad de implantación: Implantar código de manera segura no debe ser algo reñido con la velocidad. Desarrollan constantemente innovaciones que amplían las fronteras de la ciencia y reinventan los rituales de belleza. Necesitan herramientas integradas para que su proceso de implantación de código resulte fluido y seguro.
  • Arquitectura basada en eventos: Tienen equipos de investigación, de producto, de negocio y de ingeniería que utilizan sus datos en todo el mundo, con enormes expectativas en términos de calidad y disponibilidad de los datos. Muchos de sus procesos y análisis internos se apoyan en datos obtenidos en tiempo cuasi irreal.
  • Productos de datos «como servicio»: Desde L’Oréal quieren que sus empleados tengan los medios para crear valor a una velocidad récord. Para ello, necesitan soluciones que ayuden a evitar que los desarrolladores sean un cuello de botella.
  • ELT: Necesitan pautas para cargar lo antes posible los datos en el almacén y sacar partido a las transformaciones de SQL.

Después de evaluar a múltiples proveedores del mercado, junto con estos principios en mente, se decantaron por las herramientas de datos y sin servidor de Google Cloud de principio a fin. Ya utilizaban Google Cloud para algunos procesos, como BigQuery, y les encantó la experiencia.

En la actualidad, han ampliado el uso de Google Cloud para dar soporte completo a la plataforma de datos de L’Oréal Beauty Tech.

La Beauty Tech Data Platform de L’Oréal incorpora datos procedentes de dos tipos de fuentes: directamente a través de la API, que son datos que se adaptan fácilmente a nuestro esquema y se insertan directamente en BigQuery, y datos masivos procedentes de integraciones, que requieren transformaciones impulsadas por eventos mediante mecanismos Eventarc. Estas transformaciones se realizan en Cloud Run y Cloud Functions (2nd gen), o directamente en SQL. Con Google Cloud, la adaptación es muy rápida.

Actualmente, L’Oreal tiene 8500 flujos para unos 5000 usuarios que utilizan las capacidades nativas de confianza cero que ofrece la plataforma Google Cloud. De hecho, estos flujos proceden tanto de la plataforma Google Cloud como de otros servicios de terceros.

BigQuery permitió adoptar el SQL estándar como lenguaje universal del almacén de datos, y responder a todas las expectativas de consulta y generación de informes. También se han podido cargar datos originales utilizando funciones tales como consultas federadas y migrar de una ingestión de datos ETL a un proceso ELT, mediante el manejo de datos semiestructurados con SQL. Este planteamiento de cargar los datos originales de las fuentes en BigQuery mediante transformaciones no destructivas permite reprocesar los datos de forma sencilla directamente en BigQuery cuando se quieren atender nuevas necesidades de uso.

Las aplicaciones de L’Oreal,  se alojan en varios entornos: en sus propias plataformas, en Google Cloud y en otras nubes públicas. Esto dificultó que sus ingenieros y analistas de datos examinaran de forma nativa los datos en todas las nubes hasta que empezaron a utilizar BigQuery Omni. Esta capacidad de BigQuery permitió acceder y analizar globalmente los datos entre nubes a través de un único panel de vidrio utilizando la propia interfaz de usuario nativa de BigQuery. Sin BigQuery Omni, habría sido imposible para los equipos realizar de forma nativa análisis entre nubes. Además, eliminaron la necesidad de trasladar los datos sensibles, lo que no sólo es costoso debido a los impuestos locales y al transporte submarino, sino también increíblemente arriesgado -a veces incluso prohibido- debido a la normativa local.

En la actualidad, Google Cloud impulsa la plataforma de datos de Beauty Tech, que almacena 100 TB de datos de producción en BigQuery y procesa 20 TB de datos cada mes. Tienen más de 8000 conjuntos de datos gobernados y 2 millones de tablas de BigQuery procedentes de múltiples fuentes de datos como por ejemplo Salesforce, SAP, Microsoft y Google Ads.

Para transformaciones más complejas en las que se requieren librerías personalizadas y específicas, Cloud Workflows, ayuda a gestionar la complejidad de forma muy eficiente orquestando pasos en contenedores a través de Cloud Run, Cloud Functions e incluso trabajos de BigQuery, la forma más utilizada para transformar y añadir valor a los datos de L’Oréal.

Además, al utilizar BigQuery y la computación sin servidor de Google Cloud para la ingesta de la API, la carga masiva de datos y las transformaciones posteriores a la carga, permite mantener todo el sistema dentro de un solo perímetro de confianza, con un coste muy inferior al que se tendría con otros proveedores. Puesto que la ingesta, las consultas y las transformaciones son absolutamente elásticas y a demanda, ya no hay que preocuparse de planificar la carga de los componentes de computación o analíticos del sistema. Además, el modelo de pago por uso de estos servicios se adapta perfectamente a la estrategia de L’Oréal.

Google Cloud cumple todos los requisitos de la plataforma de datos Beauty Tech. Y, por si no fuera suficiente, ofrece una plataforma no-ops, segura, fácil de implantar, sin intervención de los desarrolladores, basada en eventos y con supervisión de extremo a extremo… Google Cloud también ayuda en los esfuerzos de sostenibilidad.

Poder medir y comprender la huella medioambiental de nuestro uso de la nube pública es también una parte clave de nuestra hoja de ruta tecnológica sostenible. Con Google Cloud Carbon Footprint, pueden ver fácilmente el impacto de su enfoque de infraestructura sostenible y los principios. La plataforma Beauty Tech es una ambición estratégica para L’Oréal: inventar los productos de belleza del futuro y convertirse en la empresa del futuro.

La tecnología sostenible es un imperativo y un paso muy importante hacia esta ambición de crear una belleza responsable para nuestros consumidores, y servicios tecnológicos sostenibles para nuestros empleados. Todos tenemos un papel que desempeñar y, si unimos nuestras fuerzas, podemos tener un impacto positivo.

El ecosistema de datos y las herramientas sin servidor de Google Cloud son muy complementarios y han permitido crear una plataforma de análisis de datos de última generación que satisface todas nuestras necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba