“La oferta de científicos de datos está todavía muy lejos de la demanda… estamos en rotura de stock”

Antonio Carbonell Escolano, Chief Data Officer en Grupo Piñero

1 octubre, 2018
51 Compartido 3,610 Visualizaciones

Antonio Carbonell dirige desde Palma de Mallorca la gestión de los datos del Grupo Piñero, una de las empresas claves del sector turístico nacional. Un grupo empresarial que ha entendido que la importancia de un eficiente manejo de los datos que genera y obtiene para ofrecer a sus clientes el mejor producto posible.

Big Data Magazine: ¿Cuál ha sido el proceso profesional que le ha llevado a ser el CDO de Grupo Piñero?

Antonio Carbonell Escolano: Antes de llegar a la posición de CDO de Grupo Piñero, trabajé más de diez años en distintos roles y sectores con un denominador común: la gestión de datos. A lo largo de mi carrera profesional, mis responsabilidades también han ido evolucionando: empecé como programador, y, tras mis etapas como analista y jefe de proyecto, acabé al frente de departamentos como el de Business Intelligence.

Algunas personas creen que trabajar con datos es una competencia exclusiva de empresas tecnológicas como Amazon o Facebook, pero no es así. A mi paso por los sectores asegurador, bancario, de los transportes, la logística y el turismo, el dato ha sido siempre un pilar estratégico fundamental.

Respecto al sector turístico, hace ya más de dos años que aterricé en Mallorca para unirme a Globalia. Finalmente, a principios de este 2018, di el salto a Grupo Piñero con el objetivo de poner en marcha la oficina corporativa del dato y poner en valor la nueva plataforma corporativa de BI y CRM.

BDM: Anteriormente trabajó en banca ¿Qué diferencias hay entre el manejo de datos para el sector financiero y el turístico?

AC: En primer lugar, cabe apuntar que la banca está sometida a una regulación y a una presión considerables por mantener su reputación, de modo que sus mecanismos de control sobre datos son mucho más exhaustivos en comparación con otros sectores.

Además, el sector bancario ha sido, junto al de las telecos y al de las aseguradoras, un adelantado en el ámbito del big data.

En todo caso, también es cierto que en los últimos años sus estándares se han extendido a otros sectores, y hoy prácticamente cualquier empresa, con independencia de su ámbito de actividad, es consciente de la necesidad de formar capital humano en capacidades analíticas, lanzar proyectos de organización y gobierno de datos y disponer de tecnologías que den soporte a su estrategia de negocio.

Grupo Piñero forma sin duda parte de ese colectivo de empresas concienciadas sobre la importancia de las estrategias para la organización de los datos. Especialmente por la transversalidad y las múltiples sinergias de su actividad, que abarca toda la cadena de valor de los viajes a través de sus tres unidades de negocio: Living Resorts –hoteles, desarrollos residenciales y campos de golf–, Travels –turoperación y servicios de receptivo–, y Services –que cubre desde la realización de reportajes fotográficos en destino al ensamblaje de vehículos eléctricos para el transporte dentro de nuestros resorts­–.

La transformación digital es además uno de los pilares estratégicos del grupo, y mediante la misma perseguimos conocer mejor a nuestro cliente y adaptarnos lo más posible a sus demandas y necesidades. En ese cometido, el manejo de datos que lleva a cabo nuestro departamento es una pieza clave del engranaje innovador de la compañía.

BDM: ¿Cómo ha evolucionado la concienciación en las empresas en la necesidad de hacer un uso eficiente de los datos que generan?

AC: En los últimos años, las empresas de todos los sectores están viendo como la digitalización avanza a pasos agigantados: cada vez hay más dispositivos, más interconexión entre los mismos y más información disponible. Esta tendencia ha supuesto una avalancha de datos que vuelve inviable seguir tratándolos con una simple hoja de cálculo. Dicho de otro modo, el yo me lo guiso, yo me lo como está llegando a su fin y las empresas lo saben.

La eficiencia en el uso de los datos nos obliga a su gobierno, a mantener una visión única, a implantar mecanismos de calidad, a fomentar la reutilización y, por supuesto, a no favorecer los silos de información. Sin tecnología, estrategia ni organización alrededor del dato, hablar de eficiencia es un oxímoron.

BDM: ¿Qué importancia tiene la figura del CDO en su empresa?

AC: Como he comentado anteriormente, la apuesta de Grupo Piñero por la digitalización es firme, y por eso mi rol, pese a ser de reciente creación, es de una gran importancia. Para nosotros es vital dar a conocer esta nueva unidad, que tiene como objetivo dar un servicio de valor añadido a todas las unidades de negocio, divisiones y marcas del grupo.

Ahora mismo, puedo darte dos ejemplos de lo que estamos haciendo.

A nivel interno, estamos construyendo un almacén de datos corporativo que se convierta en el centro de conocimiento de la compañía. Su principal objetivo es dar información a los directivos para que estos puedan tomar decisiones de una manera óptima y eficiente.

De cara al exterior, hemos puesto en marcha una estrategia CRM corporativa cuyo objetivo es intentar que cada cliente se sienta único. Hay que tener en cuenta que a Grupo Piñero acuden familias que nos eligen para pasar sus vacaciones, pero también grupos de amigos atraídos por la oferta de los hoteles ‘solo para adultos’. No podemos dirigirnos a estos colectivos o a otros a quienes dirigimos nuestra oferta de la misma manera. Por eso, queremos que nuestros mensajes se adapten a cada tipo de cliente y no sean intrusivos; es decir, que molesten lo menos posible.

Afortunadamente, en ese y otros cometidos contamos con el respaldo del top management y la dirección de tecnología, lo cual nos está permitiendo dar pasos decididos y consistentes en todas las unidades de negocio del grupo.

BDM: ¿Encuentra profesionales suficientemente preparados para incorporar a su equipo?

AC: La oferta está todavía muy lejos de la demanda… Dicho de otro modo, estamos en rotura de stock. Sin embargo, creo que en muy poco tiempo empezaremos a “disfrutar” y a tener acceso a un mercado laboral rico en perfiles expertos en datos.

En este sentido, es muy buena noticia que los centros educativos se hayan hecho eco de esta necesidad y estén empezando a incluir en sus programas formativos contenidos relacionados con los datos. Además, también hemos detectado que un alto porcentaje de profesionales que están reciclándose y reconvirtiéndose en expertos en big data.

Precisamente ahora estamos en fase de incorporar perfiles, tanto senior como junior, que nos permitan acelerar la madurez de la unidad y de los servicios que brindamos al grupo.

BDM: ¿Qué requisitos cree usted que debe cumplir un CDO?

AC: El CDO no deja de ser un recurso más dentro de la estrategia para transformar una compañía, volverla más sostenible y ponerla a la vanguardia del conocimiento interno y externo…

Al ser un puesto con mucha transversalidad, es necesario tener habilidades para comunicar de forma efectiva y asertiva. Ocupar una posición tan central en cualquier organización exige además una cierta capacidad de mantener la calma y no perder los nervios en escenarios complejos y en situaciones de máxima presión. En este sentido, tener una actitud positiva y saber escuchar son otros requisitos sine qua non.

BDM: ¿Cómo es el día a día de un CDO?

AC: Complicado a la vez que apasionante.

Nos gusta que nos consideren catalizadores en el uso de los datos. Lideramos proyectos y brindamos servicios que permiten a las personas trabajar de forma más eficiente, con datos fiables y de una forma cada vez más autónoma. Además, intentamos estar alerta de todas las posibles novedades que nos ofrece el mercado tecnológico.

El día a día se enfoca en esas direcciones, y nos exige asimismo garantizar que todas las acciones que llevamos a cabo favorecen el cumplimiento de los objetivos estratégicos del grupo: en nuestro caso, digitalización, personas, experiencia de cliente y sostenibilidad.

En resumen, aplicamos los nuevos servicios de los que disponemos para cubrir necesidades detectadas y así poder ayudar al cumplimiento del plan de negocio.

BDM: ¿Cuál es el mayor problema al que se ha enfrentado en su carrera profesional a la hora de manejar datos?

AC: El dato es un activo en el que interceden muchos intervinientes.  Los encargados de definir un proceso, los responsables de aportar la tecnología que le de soporte, los que recuperan, tratan y almacenan el dato, los que lo distribuyen, y, finalmente los responsables de explotarlo y consumirlo.

Como anécdota, recuerdo estar sentado en una mesa con representantes de hasta 5 departamentos diferentes con versiones contrapuestas de un problema relativo a los datos de un cuadro de mando de facturación mensual. Afortunadamente, tras varios días de vaivenes de correos y de algún que otro momento de tensión, conseguimos ponernos de acuerdo, hacer aflorar un problema de calidad del dato y solucionarlo.

La moraleja y aprendizaje de esta situación fue que el dato es una responsabilidad de todos los integrantes de la empresa, no sólo del CDO.

BDM: ¿Cómo afecta el avance imparable de la Inteligencia Artificial en el manejo de datos de las empresas de su sector?

AC: Más que afectados por el avance de la Inteligencia Artificial, nos vemos beneficiados. Actualmente registramos cientos de puntos de contacto con nuestros clientes a lo largo de todo su customer journey, ya sea como compradores, huéspedes o usuario de alguno de nuestros servicios, bien a través de canales digitales o analógicos. Con toda esa información, podemos anticiparnos y mejorar su experiencia, que es uno de los objetivos de nuestro proyecto de transformación digital.

Además, en nuestro pool de proyectos de big data estamos en fase de análisis de varios casos de uso donde el dato puede ayudarnos a mejorar internamente.

Te pongo varios ejemplos.

En el caso de los procesos de logística y compras, en función de la ocupación real o prevista, podemos abastecernos de producto suficiente para no quedarnos en rotura de stock, evitando excederla y que mucha comida acabe en la basura.

Sucede lo mismo con el consumo energético. Si tenemos dispositivos capaces de informarnos del consumo de luz o agua, somos capaces de detectar problemas futuros o de contratar las tarifas que más se ajusten a nuestro perfil. De esta manera, logramos ser lo más sostenibles posibles, que es otro de los pilares que definen a Grupo Piñero en su aspiración de convertirse en una empresa sostenible social y medioambientalmente.

BDM: Pónganos un ejemplo práctico de algo que se pueda hacer ahora gracias a la IA o el machine learning y que fuera impensable para usted hace años.

AC: En mi caso y en mi casa somos usuarios confesos de Netflix. Hace años era complicado pensar que consumiríamos más contenido a través de una plataforma online que de la TV convencional, que pagaríamos por ello y que esas plataformas serían además capaces de proponernos una oferta personalizada en cada momento. Pasa algo parecido con Amazon y la tienda física…

BDM: ¿Es posible saber lo que quiere el cliente y adaptarse a sus necesidades gracias a los datos que ofrece? ¿Hasta qué punto va a llegar la personalización de los servicios?

AC: Estamos en la era de la hiper-personalización y sólo es posible llevarla a buen puerto con un empleado implicado, una estrategia omnicanal clara, datos bien gestionados y tecnologías que den soporte a la tan ansiada experiencia perfecta y única.

En nuestro caso, somos un Grupo formado por diferentes unidades de negocio repartidas por toda la cadena de valor de los viajes, y por eso es de vital importancia conocer a nuestro cliente para saber quién es y qué necesita (y dónde y cuándo) en cada momento. La interacción puede consistir en la contratación de un viaje en alguna de nuestras páginas webs y a través de cualquier dispositivo, en la realización de un pago, en completar el check-in en uno de nuestros hoteles, en utilizar alguno de los servicios de nuestros resorts, en disfrutar de alguna de nuestras excursiones o en dirigirse a nuestro contact center.

Nuestra aproximación al cliente en cualquiera de estas interacciones es clara: queremos entender sus necesidades y proponerle los productos o servicios que más se adecúen a lo que desea en cada momento. Ese es el ADN Piñero.

Te podría interesar

La Inteligencia Artificial también pinta y sale a subasta por primera vez en la historia
Inteligencia Artificial
13 compartido1,817 visualizaciones
Inteligencia Artificial
13 compartido1,817 visualizaciones

La Inteligencia Artificial también pinta y sale a subasta por primera vez en la historia

Mónica Gallego - 28 agosto, 2018

La Inteligencia Artificial (IA) demuestra que hay pocas cosas que no pueda hacer. La IA también pinta y su pintura ha salido por primera vez a subasta.…

David Helfer, nuevo vicepresidente senior de Ventas para EMEA en F5
Actualidad
11 compartido1,061 visualizaciones
Actualidad
11 compartido1,061 visualizaciones

David Helfer, nuevo vicepresidente senior de Ventas para EMEA en F5

José Luis - 7 septiembre, 2018

F5 Networks anuncia el nombramiento de David Helfer como vicepresidente senior de Ventas en EMEA. Desde 2016, año en el que llegó a F5, Helfer era vicepresidente…

La inteligencia artificial no tendrá un impacto significativo en el mercado de trabajo español hasta más allá de 2030
Actualidad
18 compartido1,036 visualizaciones
Actualidad
18 compartido1,036 visualizaciones

La inteligencia artificial no tendrá un impacto significativo en el mercado de trabajo español hasta más allá de 2030

Vicente Ramírez - 6 abril, 2018

La Inteligencia Artificial no impactará significativamente en el mercado de trabajo español hasta más allá del año 2030. Sus repercusiones serán muy livianas a principios la década…

Dejar comentario

Su email no será publicado