La Inteligencia Artificial hará más eficiente la energía renovable

El presente acelera, cada vez más, hacia el futuro, tanto que vamos de cabeza a pasos agigantados hacia un futuro que está más cerca de lo que se piensa. Dos sectores que ya están en nuestro día a día son la energía renovable y la Inteligencia Artificial, ¿cómo podemos aplicar la Inteligencia Artificial para que la energía renovable sea más eficiente?

La energía renovable es, sin duda, el futuro energético, pero su explotación tiene aún mucho margen de mejora en lo que se refiere a la fiabilidad. La energía renovable del futuro será mucho más eficiente con la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA).

La IA como una de las tecnologías más disruptivas por sus implicaciones en la optimización industrial de muchos sectores. Entre ellos el energético y las renovables. Por eso muchas empresas energéticas están comenzando a aplicar la Inteligencia Artificial y el ‘machine learning‘  herramientas de control en la demanda y producción de las energías renovables.

La generación de energías renovables, como la solar o la eólica, están estrechamente ligadas a los factores climáticos y esto condiciona la productividad de energía, que no es una variable constante como es el consumo. La IA permite anticipar la bajada de la producción eléctrica con la demanda de consumo para estabilizar la cantidad de energía disponible en el sistema. De ese modo se evitan cortes o escasez de suministro eléctrico en los momentos y lugares puntuales donde no es posible cubrir la demanda solo con energías renovables.

La IA utiliza el Big Data y el análisis de datos para predecir con hasta 36 horas de antelación en qué zonas geográficas bajará la producción de energías renovables y tendrán lugar esos picos de demanda adicional, de forma que la compañía eléctrica podrá aumentar la producción en otras plantas con mejores condiciones climatológicas para compensar la pérdida. Los algoritmos de IA tienen en cuenta los patrones y tendencias climatológicas para predecir en qué zonas geográficas se va a reducir la intensidad el viento o del sol, y por tanto, en qué zonas va a haber menor producción de energías renovables y aumentará la demanda eléctrica.

Con esos datos, la inteligencia artificial puede gestionar el aumento de producción en aquellas plantas de energía renovable que tenga mejores condiciones climatológicas en ese momento, con el objetivo de que equilibrar la cantidad de electricidad que se mantiene en el sistema de distribución eléctrico.

Este sistema de gestión variable e inteligente permite compensar en tiempo real los cambios ambientales optimizando la producción de energías limpias y prescindiendo del refuerzo que hasta ahora se basaba en usar combustibles fósiles para generar la electricidad que se necesitaba urgentemente para cubrir los picos de demanda. La energía renovable del futuro será más eficiente gracias a la Inteligencia Artificial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba