La Inteligencia Artificial en el sector sanitario

19 febrero, 2019
19 Compartido 2,163 Visualizaciones

El desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) cambiará la práctica médica en el medio plazo. Avanzar en este área, que aunque está ya presente tiene grandes perspectivas en el futuro, está íntimamente relacionado con el compromiso de las entidades privadas y las administraciones públicas.

La Inteligencia Artificial (IA) es una realidad que se va consolidando paso a paso en las organizaciones sanitarias, si bien su incorporación al sistema de salud representa un importante reto. Su contribución a la mejora de la gestión, por un lado, y su utilidad como herramienta de ayuda al profesional en el diagnóstico y tratamiento, por otro, la han convertido en una prioridad en el entorno de la transformación digital sanitaria. De hecho, el 95% de las empresas españolas consideran que la IA les permitirá optimizar sus operaciones.

“La IA es una herramienta esencial para procesar datos de información sanitaria, mejorar diagnósticos y tratamientos, reducir costes, anticipar episodios con alertas inteligentes, optimizar recursos, realizar una medicina personalizada y permitir que el profesional disponga del conocimiento preciso en el momento concreto que lo necesite. Por ello, esta herramienta tiene el poder de configurar perfiles profesionales y en el futuro la IA formará parte del día a día del trabajo de los profesionales”: así se ha puesto de manifiesto durante el II Foro IDIálogoS, organizado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), tal como ha resumido Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS) y moderador de la sesión.

Julia Díaz, directora de Innovación del área Health and Energy Predictive Analytics en el Instituto de Ingeniería del Conocimiento; Marcio Borges, jefe de la Unidad Multidisciplinar de Sepsis del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Son Llàtzer; Marta del Amo, jefa de redacción de MIT Technology Review en español; Manuel Vilches, director general de la Fundación IDIS; Jesús Chapado, director de Innovación de Naturgy, y José Carlos Baquero, Big Data & Artificial Intelligence Division Head – Secure e-Solutions en GMV han constituido la mesa de debate en la que se han conocido las aportaciones de esta tecnología y experiencias sobre el futuro de la sanidad basado en algoritmos.

Cuando hablamos de IA nos estamos refiriendo a que una herramienta imita las funciones cognitivas humanas y es capaz interpretar grandes volúmenes de datos externos, aprender de ellos mediante algoritmos matemáticos, y utilizarlos para dar soluciones.Parece un tema complejo pero, sin embargo, ya forma parte de nuestro día a día. La potencia de la inteligencia artificial supera en algunos aspectos la capacidad de los humanos. Sin embargo, tal como ha quedado patente en el debate, existe una clarísima necesidad de “hacer equipo con la inteligencia artificial”, ya que a pesar de todo lo que puede aportar en cuanto a reconocimiento de patrones, es incapaz aún de responder ante situaciones de incertidumbre para las que no ha sido diseñada de manera específica.

Las herramientas de IA pueden obtener su aprendizaje de diversas formas. Una de las más comunes es el procesamiento de imágenes o audios, lo que significa que almacenan la información y recuerdan cómo han actuado con esa imagen o audio concreto y qué errores cometieron. Así, en caso de que la situación se repita, actuarán correctamente. Este proceso es similar para todas las herramientas, por ejemplo, las que deben comprender el lenguaje natural puede que en principio no entiendan a determinadas personas, pero en poco tiempo son capaces de reconocer distintos timbres, acentos, palabras más difíciles de pronunciar, etc. Lo mismo ocurre con las que procesan la información genómica o las que tienen sensores, ya que van corrigiendo los errores que cometen con la información que reciben a través de ellos. En definitiva, las herramientas de inteligencia artificial trabajan con bases de datos donde almacenan cantidades ingentes de información que les sirven para no reiterarse en sus fallos y progresar continuamente.

Tal como se ha puesto de manifiesto durante la jornada, la inteligencia artificial puede prestar un gran servicio a la sanidad, por lo que no debería retrasarse su incorporación a las instituciones sanitarias públicas y privadas. Los expertos reunidos en el Foro IDIálogoS han convenido que es necesario, por un lado, el compromiso de las Administraciones para liderar un área de futuro clave para el desarrollo y, por otro, que resulta fundamental compartir conocimiento entre sectores para avanzar más rápidamente: en lugar de arrancar permanentemente proyectos que otros están desarrollando de manera similar, sería más eficaz unir esfuerzos, aprovechando recursos. De esa forma se agilizaría la obtención de resultados y, en el caso del sector sanitario, la mejora en la atención del paciente (tanto en el ámbito administrativo como asistencial). Este debate lleva a defender de nuevo la necesaria interoperabilidad en el sector sanitario, que permitiría mejorar la accesibilidad del paciente a su información clínica, el aumento de la corresponsabilidad, la continuidad asistencial, y la seguridad movilidad del paciente.

Por ello, además de la comunicación entre sectores y del establecimiento de sinergias, dentro del propio entorno sanitario debería establecerse un trasvase de información entre todos los centros que trabajen con ella para aprender unos de otros, conocer resultados y para que los menos receptivos puedan observar la gran utilidad de la inteligencia artificial en la medicina. Además, uno de los puntos fuertes del sector sanitario es que dispone de grandes bases de datos que pueden servir para que la inteligencia artificial funcione de la manera óptima y lo más eficazmente posible. Para minimizar riesgos y, sobre todo temores en relación a la adaptación al cambio, es fundamental crear alianzas y equipos, de tal manera que se tenga información precisa sobre lo que se puede hacer y no hacer.

Te podría interesar

Reconocimiento de voz y la analítica de datos para mejorar la experiencia de cliente
Actualidad
6 compartido904 visualizaciones
Actualidad
6 compartido904 visualizaciones

Reconocimiento de voz y la analítica de datos para mejorar la experiencia de cliente

Vicente Ramírez - 17 mayo, 2018

Sitel Group se asocia a CallMiner para mejorar la experiencia de cliente a través del reconocimiento de voz y la analítica de datos. Sitel Group, una de…

Movilok expondrá su tecnología de interacción móvil-pantalla en BITAM Show
Eventos
19 compartido1,986 visualizaciones
Eventos
19 compartido1,986 visualizaciones

Movilok expondrá su tecnología de interacción móvil-pantalla en BITAM Show

Mónica Gallego - 22 noviembre, 2018

Movilok expondrá su tecnología de interacción móvil-pantalla en BITAM Show. Como principal novedad, presentará nuevas integraciones con soluciones 360º para la realización de tours virtuales interactivos. Movilok…

Aspen Mesh Beta, ahora disponible para infraestructuras de microservicios
BD Network
19 compartido1,895 visualizaciones
BD Network
19 compartido1,895 visualizaciones

Aspen Mesh Beta, ahora disponible para infraestructuras de microservicios

Mónica Gallego - 28 diciembre, 2018

F5 Networks ha anunciado el lanzamiento de Aspen Mesh, una beta abierta de su malla de servicios totalmente compatible y construida sobre Istio. A medida que las empresas se mueven hacia un modelo en el que…

Dejar comentario

Su email no será publicado