La adopción del Internet de las Cosas empieza en casa para uno de cada tres europeos

14 septiembre, 2018
21 Compartido 1,115 Visualizaciones

Linksys desvela en un estudio cuáles son los electrodomésticos inteligentes preferidos por los usuarios en Europa. 

El Internet de las Cosas (IoT) suena todavía para muchos a una moda techie y solo desplegable a gran escala. Sin embargo, cada vez más usuarios en Europa están adoptando este tipo de tecnología en su vida cotidiana, de acuerdo a un reciente estudio de la empresa líder en conectividad Linksys, a través del uso de apps descargadas en sus smartphones y otros sistemas dotados de inteligencia como luces o termostatos. Estos dispositivos son solo el comienzo de una “revolución de las cosas conectadas” en los hogares que tendrá infinitas posibilidades, desde frigoríficos inteligentes a equipos de machine learning o “aprendizaje de máquinas”.

Todos estos avances tecnológicos del IoT harán que la rutina doméstica, aún difícil de retomar a principios de septiembre, sea mucho más sencilla y eficiente, gracias a opciones inteligentes como la posibilidad de programar tareas en remoto, encender cosas de la casa solo con la voz, regular el consumo energético y gasto económico de algunos electrodomésticos o, por qué no, bloquear el uso de algunos aparatos como las videoconsolas para que los más pequeños empiecen a centrarse en las tareas del colegio.

El número de dispositivos inteligentes en los hogares europeos está incrementándose rápidamente, lo que a su vez pone de relieve una mayor necesidad por parte de los consumidores de actualizar sus redes de conexión para obtener una wifi más rápida y con una cobertura más amplia que soporte este ritmo de uso”, apunta Andrea Bruno, director de ventas de Linksys en Europa.Puede que los usuarios no se den cuenta de que, aunque solo estén viendo Netflix en una Smart TV, esto afecta a la wifi en general y a quienes quieran también usarla al mismo tiempo en la casa”.

‘Smart TV’, el dispositivo conectado preferido para el hogar

Según Linksys, la mayoría de los consumidores encuestados en Europa (66%) afirmaron tener actualmente una televisión inteligente en sus hogares, y un 18,4% cuenta ya con varias Smart TV. Tener la señal principal de la televisión por internet va ganando adeptos, con casi un 29% de penetración en la región. Como espectadores, los usuarios europeos utilizan sus Smart TV para conectarse a plataformas de streaming, como Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Movistar+ (41,6%), descargar series y películas (31,4%) y seguir retransmisiones deportivas en directo (17,9%).

Creciente interés por la asistencia mediante voz

Además de las televisiones inteligentes, los usuarios en Europa empiezan a interesarse por otros dispositivos IoT y, sin duda, uno de los que está generando mayor expectación es el asistente de voz, como Amazon Echo, Amazon Alexa y Google Home, los cuales cuentan con una presencia doméstica del 22% por el momento. A estos les siguen muy de cerca sistemas inteligentes de iluminación, como la solución Philips Hue o las bombillas Tradfri de Ikea, cuya adopción es del 18% en los hogares encuestados; y termostatos tipo Nest o Netatmo, con un 17,9% de usuarios. Aparecen también en esta clasificación las cámaras de seguridad conectadas (17,5%), interruptores o enchufes smart al estilo de Wemo y Fibaro (15,1%) y timbres como Ring (12,3%).

¿Qué depara el futuro del IoT en el entorno doméstico?

Estamos ya inmersos en la era digital, pero ¿qué será lo siguiente? El estudio de Linksys también ahonda en esta cuestión, y un 35% de los usuarios se muestra interesado en adoptar dispositivos IoT en sus casas. Los sistemas inteligentes de iluminación se sitúan como los más demandados (43,6%), además un 28,4% de los encuestados prevé adquirir este tipo de luces en los próximos dos años. También hay buenas perspectivas para los asistentes de voz, como Amazon Echo y Google Home, cuyo interés va en aumento entre los consumidores: al menos, un 16% está considerando comprar uno de aquí a un año.

Si bien ahora estamos hablando de luces smart y asistentes de voz, en un par de años tendremos dispositivos conectados mucho más inteligentes en el hogar, impulsados ​​por las tecnologías de inteligencia artificial y machine learning. Por ejemplo, soluciones como Phyn, un sistema de gestión del agua que va aprendiendo a medida que se va usando y protege el hogar de posibles fugas, o la gama de cocinas inteligentes de Whirlpools que precalentará automáticamente el horno y cocinará en base a lo que dicte una receta. Estas innovaciones acelerarán la cantidad de dispositivos IoT en casa y también la necesidad de una wifi a la velocidad adecuada. Quien quiera un hogar inteligente deberá actuar también de manera inteligente y preparar su red de conexión doméstica para el futuro”, concluye Andrea Bruno.

Te podría interesar

Inteligencia Artificial, ¿estamos preparados para la  llegada de los robots?
Actualidad
15 compartido1,412 visualizaciones
Actualidad
15 compartido1,412 visualizaciones

Inteligencia Artificial, ¿estamos preparados para la llegada de los robots?

Vicente Ramírez - 27 marzo, 2018

OpenText analiza la visión de los españoles respecto a la integración de la Inteligencia Artificial en su vida diaria El mundo está cambiando a una velocidad de vértigo.…

“Pepper es capaz de hacer lo que nosotros podamos llegar a imaginar”
Actualidad
12 compartido1,099 visualizaciones
Actualidad
12 compartido1,099 visualizaciones

“Pepper es capaz de hacer lo que nosotros podamos llegar a imaginar”

Vicente Ramírez - 14 mayo, 2018

Durante el pasado OMExpo, nuestra compañera Laura Quelle pudo entrevistar a Jorgina Diaz, Directora de Desarrollo de negocio de Virati, empresa desarrollada de la inteligencia artificial de un…

Habits Big Data incorpora un nuevo módulo con información meteorológica
Actualidad
12 compartido910 visualizaciones
Actualidad
12 compartido910 visualizaciones

Habits Big Data incorpora un nuevo módulo con información meteorológica

Vicente Ramírez - 24 julio, 2018

La estacionalidad del consumo se ha visto alterada en los últimos años por cambios climatológicos, modificando su ritmo tradicional. Sin nieve no hay esquí, en un invierno…

Dejar comentario

Su email no será publicado