«El rebrote, según el análisis de datos que he hecho no va a existir, al menos en España»

Jorge López Lázano, doctor en Machine Learning en 2012

29 junio, 2020
8 Compartido 1,465 Visualizaciones

Una entrevista cargada de opiniones contudentes que nos ofrece un doctor cum laude en Machine Learning, y que tiene claro que las cosas tienen que cambiar mucho en la forma de gestionar los datos.

Jorge López Lázaro posee una gran experiencia en el mundo del big data ya que tiene un doctorado cum laude en Machine Learning en 2012, licenciado en Ciencias de la Computación, trabaja como Senior Data Scientist en la industria privada y ha sido profesor asociado en centros como IE Business School. Nos pusimos en contacto con él, para que nos contara cuál era su opinión sobre la gestión de los datos y la introducción de un CDO a nivel nacional.

Big Data Magazine (BDM): ¿Cómo ve las gestión de datos que ha hecho el Gobierno para la pandemia y qué vayan a crear un CDO a nivel nacional?

Jorge López Lázaro (JL): Por un lado, me parece bien que el Gobierno empiece a darse cuenta de que hace falta una cultura del dato y que empiece a creer en ello y que nombre una figura. Lo que pasa es que a parte de nombrar a una figura visible, mayormente lo que hay que hacer es cambiar su manera tradicional de trabajar para compartir datos entre distintos departamentos, hacer que sean transparentes o accesibles no solo para los especialistas, sino para el gran público. Entonces, es más que nombrar a una figura, porque bueno está bien que alguien se responsabilice de ellos, es más bien un cambio de mentalidad, de como se tiene que trabajar.

Esto no solo pasa en el Gobierno, pasa en cualquier corporación que pretenda utilizar sus datos para mejorar su negocio, lo primero que tiene que hacer es evitar lo que nosotros llamamos los silos de datos. Lo que suele pasar es que cada departamento de una gran empresa usa datos propios, pero no los comparten entre ellos. Por ejemplo, el departamento de marketing utiliza datos para hacer campañas personalizadas, pero luego esos datos no los comparte con otros departamentos más técnicos, a su vez los técnicos no comparten nada con marketing y todo esto siendo de la misma compañía. Al final, cada uno se lo guisa y se lo come por su propia cuenta, no sabe que a lo mejor hay otra gente que tiene los datos que necesita. Lo primero es centralizar y darse cuenta que los datos son un valor central y compartido, y meter todo en un repositorio común, toda la empresa, el Gobierno o todas las personas que quieran acceder a ello, porque si no es un caos.

BDM: ¿La creación del CDO va a estar encaminada a encontrar una solución para la situación actual que vivimos, se podría mantener esta figura en el futuro?

JL: Me temo que soy bastante escéptico al respecto, me temo que quieren nombrar a una figura para que parezca que unifican el tema, pero con el COVID-19 se está viendo que cada comunidad está haciendo las cosas de una manera distinta no hay una gestión central ni un sistema compartido. Si hubiera un sistema compartido en el que todas las comunidades tuvieran que meter los datos pues tendrías todos los datos con el mismo formato y no tendrías problemas de recuento.

Lo que ocurre ahora, es que cada uno tiene su propio sistema y mandan sus 17 recuentos particulares donde cada uno utiliza unos criterios. Una vez que esto le llega a una persona a mano tenían que unificarlo, algo que es una locura en esta época digital, y la solución es tan fácil como utilizar un sistema de gestión común, es decir, un sistema unificado y centralizado quitando las competencias. Estos datos tendrían los mismos criterios, ya que para introducirlos al sistema utilizas las mismas columnas. Aquí, se eliminaría la ambigüedad. Si esto no se hace así es imposible gestionar de manera global.

Entonces, por muy competente sea la persona a la que nombres, si cada comunidad hace lo que le da la gana y con 17 sistemas distintos, esta persona no podrá hacer nada para mejorar y gestionar los datos.

BDM: ¿Daría tiempo a cambiar el sistema de datos que tiene el Gobierno para antes de que empiece el rebrote que predicen?

JL: Tecnológicamente si hicieran una apuesta decidida a por ello se podría decir que sí, desde el punto de vista técnico si se dispone de un equipo suficientemente grande. El problema no es poner las herramientas, sino que tienes que formar al personal administrativo para que cambie su manera de hacer las cosas, y aquí lo que pasa es que este grupo suele ser bastante conservador y muy reticente a los cambios. Entonces, si se produce un cambio de cultura y de la manera de trabajar no es tanto la dificultad tecnológica sino la reticencia a esa nueva manera de proceder.

Esto como es lo mismo que ocurre en las empresas, cuando introduces el big data la gestión del cambio es complicada y la gente no está a favor de hacer las cosas de otra manera. Queda muy bonito sobre el papel, y tecnológicamente es algo que se puede hacer en estos meses, pero el problema está en los trabajadores que tienen que cambiar su mentalidad. Es importante, que se den cuenta de que este cambio es algo beneficioso, podrán ahorrarse tiempo y trabajos que son repetitivos y tediosos, en cambio, muchos lo ven como si la tecnología les fuera a quitar su puesto de trabajo. Con el cambio, te puedes dedicar a hacer cosas más interesantes.

En cuanto a lo del rebrote, yo por el análisis de datos que he hecho no lo va a ver al menos en España. Ahora te dicen lo de la segunda ola, pero no parece muy probable.

BDM: ¿Cree que la gestión de las fases y el trabajo del Gobierno en estos últimos meses se ha hecho de forma correcta?

JL: No, es al revés. Lo que pasa que para cuando nos encerraron ya era tarde, el virus ya estaba decreciendo por sí mismo. Lo que se ve en los datos, tanto en España como en otros países el confinamiento llegó de forma tardía, el confinamiento no ha frenado nada, la pandemia ha seguido el curso que llevaba. Para lo único que ha servido es para arruinarnos económicamente.

De hecho, no hay evidencias de que el confinamiento haya servido para nada.

Cuando Pedro Sánchez dice que nos hemos ahorrado 150.000 vidas, se está basando en un trabajo del Imperial College que fue un informe que se presentó al principio y que con el que decidió la Organización Mundial de la Salud y los países occidentales confinarse, pero ese modelo está equivocado porque sobreestimo la tasa de mortalidad del virus como el hecho de que iba a afectar al 100 % de la población, afecta sobre todo a la población mayor y en espacios cerrados; a la población joven apenas la toca a menos que tengas una patología como obesidad o asma. Por lo demás, la tasa de mortalidad del virus es baja. Si trabajas con la tasa de mortalidad correcta en vez de haber 500.000 muertos en España habría unos 50.000 que es los que hemos tenido.

Realmente suena crudo decirlo, pero tiene pinta de que no hemos frenado nada.

También, es cierto, que con este virus era complicado confinar a tiempo, porque para cuando te das cuenta de que tienes 20 muertos por el virus estos han estado en contacto durante tres semanas sin que nadie supiera que lo estaba propagando.

BDM: ¿Cómo ve las aplicaciones de rastreo y la seguridad?

JL: Las aplicaciones de rastreo tienen sentido, porque el problema de este virus es que la mayoría de las personas que lo contagian no tiene síntomas o tiene unos síntomas muy leves. Entonces, la única manera para conseguir frenar la expansión es que cuando te das cuenta de que hay una persona que esta contagiada puede usar estas apps de rastreo para mirar al pasado y ver en los últimos días con quien te has cruzado. No frenas el contagio o que otras personas se contagien, pero si puedes avisar a quien has contagiado tu y avisarlos. Esto se haría sin nombre para mantener la privacidad. Hay países como Corea del Sur o Taiwán que han demostrado que esto funciona, ya que sin confinar han mantenido la transmisión a raya.

Este virus lo transmite gente invisible, ya que puedes tenerlo y, aunque te pasen el medidor de temperatura no se detectara.

En cuanto a la invasión de privacidad, la gente esta bastante equivocada, ya que Google o Apple están recogiendo datos, sin app o con app. Siempre lo hacen. Un móvil cada 3 segundos envía información de que haces. Está claro que todas las empresas tecnológicas gordas saben perfectamente donde vives, donde trabajas o donde vas.

Jorge López Lozano subió un video a YouTube hablando más en profundidad sobre los errores en los datos que se han proporcionado por parte del Gobierno sobre la pandemia.

Te podría interesar

IMF e Indra se unen por el desarrollo del talento tecnológico
Actualidad
23 compartido1,954 visualizaciones
Actualidad
23 compartido1,954 visualizaciones

IMF e Indra se unen por el desarrollo del talento tecnológico

José Luis Arcángel - 6 agosto, 2018

Las dos compañías han desarrollado un programa de becas destinado a los alumnos de España y México de su Máster en Big Data y Business Analytics. En un…

¿Cómo se prepara Microsoft para detener las brechas de seguridad?
Cases Studies
80 compartido1,751 visualizaciones
Cases Studies
80 compartido1,751 visualizaciones

¿Cómo se prepara Microsoft para detener las brechas de seguridad?

José Luis Arcángel - 4 diciembre, 2017

El futuro de todo ya no está en el internet de las computadoras que es lo que tenemos actualmente y lo que hemos tenido en los últimos…

Cada vez son más pymes españolas las que se embarcan en proyecto M2M
Actualidad
6 compartido1,753 visualizaciones
Actualidad
6 compartido1,753 visualizaciones

Cada vez son más pymes españolas las que se embarcan en proyecto M2M

Georgina Ortíz - 28 octubre, 2019

Matooma es una de las empresas que está intentando que estos proyectos sigan adelante y no fracasen por los altos costes. Hay 3.000 proyectos IoT/M2M de pymes…

Dejar comentario

Su email no será publicado

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.