¿Están las personas mayores cada vez más conectadas?

Frédéric Salles, CEO de Matooma

8 julio, 2019
19 Compartido 2,062 Visualizaciones

Se trate de asistencia domiciliaria, atención de ancianos, atención al paciente o de aplicaciones destinadas al deporte y bienestar, la salud conectada se ha abierto camino en el mundo del IoT y del M2M.

La salud conectada es la simplificación del seguimiento de los pacientes y sus tratamientos desde el hogar hasta el profesional de la salud (telemedicina). También es la comodidad de poder alertar a los seres queridos y otros cuidadores cuando sea necesario, lo que permite mantener el ritmo de vida habitual (teleasistencia).

Frédéric Salles, CEO de Matooma.

La capacidad de mantener un estilo de vida relativamente normal en el hogar, sin depender de una asistencia permanente, es un derecho al que las personas mayores aspiran. Aunque tienen a menudo dificultades con las nuevas tecnologías, su uso puede ser muy beneficioso para ofrecerles una mayor independencia y seguridad. La teleasistencia y los dispositivos conectados son por lo tanto una buena opción para ayudar a las personas mayores y sus seres queridos en el día a día.

El advenimiento de las nuevas tecnologías alienta a las marcas a desarrollar nuevos dispositivos conectados. Algunos de ellos están destinados a las personas mayores, como joyas, relojes y vasos conectados, o incluso brazaletes de alerta utilizados en el contexto de la teleasistencia. 

La demanda de brazaletes de teleasistencia es cada vez mayor para responder al envejecimiento de la población y para mejorar la atención domiciliaria de las personas mayores. Contribuyen así al fuerte crecimiento del mercado de la «Silver Economy». Según datos del INE, en España hay actualmente más de 9 millones de personas de 65 años o más un 19,3% de la población total. Para 2033, está previsto que este segmento de población represente el 25,2%. Para 2025 y según un estudio de la Comisión Europea, la “Silver Economy” contribuirá con 5,7 trillones de euros a la economía europea. Este sector con gran potencial atrae a muchas empresas y permite el desarrollo de nuevos productos. También es un entorno muy competitivo donde la innovación marca la diferencia. 

Los brazaletes de teleasistencia responden a un reto importante: el de salvar vidas. Para conseguir esto, las nuevas tecnologías han permitido la integración de módulos conectados a la red móvil GPRS / GSM a través de la tarjeta SIM. De este modo, las comunicaciones y los datos se transmiten en tiempo real, y los procesos de alerta se preprograman durante el desarrollo de los dispositivos de asistencia. El mantenimiento de estos objetos conectados se simplifica mediante la transmisión remota de datos.

Sin embargo, los profesionales del mercado de la teleasistencia pueden enfrentarse a diferentes problemas de conectividad que pueden alterar la efectividad de sus soluciones, como el abandono gradual de la red cableada, la persistencia de zonas sin cobertura, la necesidad de cambiar de un operador a otro en el caso de una interrupción de la red o la multiplicación de las facturas de los operadores de telecomunicaciones locales.

Para contrarrestar estos problemas, existen distintas soluciones para los proveedores de soluciones de teleasistencia, siendo una de las más efectivas el uso de la tarjeta SIM M2M multioperador para conectar sus equipos. La tarjeta multioperador proporciona acceso a diferentes redes de telecomunicaciones locales para cada tipo de uso y cualquier tecnología combinada (2G, 3G, 4G). En el caso de un fallo o caída en la red principal, la tarjeta buscará la segunda mejor red GSM disponible. Una solución que limita la pérdida de conectividad y refuerza el reporte de alertas.

Según IDATE DigiWorld, se espera que el mercado de la salud conectada genere un crecimiento anual de dos dígitos entre 2016 y 2021. Se espera que los dispositivos conectados fundamentales, como los sistemas médicos conectados y wearables de salud, crezcan un promedio anual del 16,2%. Muchos actores de la e-salud se han posicionado ya en el sector al elegir una conexión de tarjeta SIM multioperador. Por lo tanto, la carrera por la innovación se centrará más en las nuevas características de estos dispositivos conectados y en las opciones integradas que en los parámetros técnicos como la conectividad.

Te podría interesar

Tecnologías de impresión para la Industria 4.0
Smart City
19 compartido2,147 visualizaciones
Smart City
19 compartido2,147 visualizaciones

Tecnologías de impresión para la Industria 4.0

Mónica Gallego - 13 junio, 2019

La jornada ‘Soluciones Lexmark para la Industria 4.0’ reunió a profesionales del sector para conocer de primera mano las tecnologías desarrolladas por Lexmark para el sector industrial y…

Big Data para controlar el consumo de electricidad de los clientes de Podo
Actualidad
21 compartido1,990 visualizaciones
Actualidad
21 compartido1,990 visualizaciones

Big Data para controlar el consumo de electricidad de los clientes de Podo

José Luis Arcángel - 20 julio, 2018

La comercializadora de luz y gas utiliza el big data y la Inteligencia Artificial para analizar los hábitos de consumo los clientes, informarles y ofrecerles recomendaciones individuales…

INCLIVA participa en el proyecto europeo BigMedilytics
AI
502 visualizaciones
AI
502 visualizaciones

INCLIVA participa en el proyecto europeo BigMedilytics

Mónica Gallego - 19 abril, 2018

INCLIVA participa en el proyecto europeo BigMedilytics de Big Data para mejorar la asistencia sanitaria en Valencia. Se encargará, tanto de mejorar el resultado de los pacientes,…

Dejar comentario

Su email no será publicado