El blockchain, una tecnología clave para acreditar el origen de la energía

El proceso energético es complejo, desde la extracción hasta la distribución. La tecnología, como el Big Data o el blockchain, ofrece agilidad, eficiencia y transparencia sin intervención humana.

El sector energético experimenta una transformación significativa para enfrentar desafíos clave: el cumplimiento de metas climáticas, asegurar el suministro, la adopción de energías verdes como el hidrógeno y la globalización. La tecnología desempeña un papel esencial en este proceso.

Usos de esta tecnología en el sector energético

  • Cumplimiento y seguridad. El blockchain facilita la recopilación y verificación de datos para cumplir con regulaciones rigurosas, garantizando la seguridad de la información compartida.
  • Origen de la energía. Registra el origen de la energía en tiempo real, permitiendo la certificación de suministros 100 % renovables, como el hidrógeno verde.
  • Ciberseguridad avanzada. Protege el sistema energético mediante almacenamiento distribuido y verificaciones múltiples, mejorando la seguridad ante amenazas.
  • Criptomonedas en la energía. El uso de criptomonedas en compras y ventas energéticas brinda transparencia, como las govcoins para servicios públicos. La transformación energética se impulsa con blockchain, clave para eficiencia, transparencia y seguridad.

La tecnología blockchain ya es una realidad en el sector energético y se proyecta como un activo crucial de inmenso valor para el futuro. Sus ventajas son variadas:

    1. Proporciona datos de manera instantánea, beneficiando especialmente a procesos, negocios y proyectos que requieren información precisa y rápida. Esto es de gran relevancia en la actualidad, donde el análisis de grandes volúmenes de datos es fundamental.
    2. Ofrece máxima transparencia al compartir y almacenar datos en bloques distribuidos, garantizando que sean inalterables y solo accesibles para usuarios autorizados, incluso el administrador del sistema no puede modificarlos.
    3. Se basa en la confianza, con una red de blockchain construida a partir de bloques que, a su vez, se componen de múltiples datos. Los usuarios comparten una fuente única de información que no pueden alterar, pero pueden rastrear todos los procesos de principio a fin.
    4. Mejora la eficiencia de los procesos al no requerir que todos los participantes creen, gestionen y operen la cadena completa. Es un proceso colaborativo donde cada usuario o máquina contribuye, asegurando seguridad, inmutabilidad y confianza. Todos los miembros pueden utilizar los resultados y rastrear los detalles de toda la cadena de bloques.
    5. Requiere que los miembros de la red lleguen a un consenso sobre todas las transacciones y la precisión de los datos. Esto, junto con el registro permanente de cada acción y la validación de cada paso, brinda una seguridad excepcional, donde ninguna alteración individual es posible.

TE PUEDE GUSTAR

La ciberseguridad es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las empresas en la era digital. España ocupa la preocupante cuarta
Artículo de opinión de Salud Martín, gerente de Digital Data en la Fundación Juan XXIII sobre la importancia de esta digitalización en pleno siglo
El avance innovador de la Inteligencia Artificial permite hoy en día analizar datos, reconocer patrones, automatizar la robótica y la conciencia perceptiva, dotándole de

EVENTOS

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio