El Big Data y la IA controlan tu vida laboral (y tú sin saberlo)

El auge de las plataformas online supone una monitorización constante del trabajo realizado y de la productividad del empleado, utilizando en muchos casos la IA para saber si ascender o despedir a un trabajador.

El incremento de plataformas online ha supuesto ventajas y… algún que otro inconveniente. Hoy en día es muy sencillo pedir, por ejemplo, comida para llevar y tenerla en casa en media hora. Este tipo de plataformas ha provocado un auge de empleos tales como el de repartidor. Sin embargo, al igual que nacen nuevos empleos, nace un nuevo tipo de control empresarial gracias a datos registrados por este tipo de aplicaciones. ¿Quieres saber si tu jefe monotoriza cada uno de tus pasos?Lo más probable es que sí que lo haga. ¿Cómo? Con este tipo de aplicaciones móviles, los responsables de las empresas pueden obtener datos de todo tipo. A través del sistema de geolocalización, el jefe dispone de datos actualizados sobre dónde se encuentra en cada momento su trabajador, puede conocer también el tiempo medio que tarda en entregar los pedidos o si los clientes están satisfechos con la atención recibida.

Puntuación de clientes

¿Te imaginas que la puntuación que te dé un cliente influya en la posibilidad de conseguir un ascenso o en conservar o no el empleo? Esto es lo que ocurre hoy en día con la gestión de los datos a nivel laboral. Hoy en día este tipo de plataformas se han convertido en un vehículo de empleo masivo. No solo de reparto de comida en bici o moto, los casos más visibles.Multitud de firmas online ponen en contacto oferta de trabajo y demanda de servicios en todo tipo de campos, desde reparaciones en el hogar a cuidados de personas dependientes, pasando por servicios de transporte de pasajeros. En definitiva, una posibilidad de monitorizar al milímetro todo tipo de empleos.El caso más común en la gestión de los datos a nivel laboral es el de los repartidores de comida. La recogida constante de datos sobre el comportamiento del repartidor de comida permite saber cuánto tarda en cumplir un envío, pero también qué ruta toma, si sigue las recomendaciones y cuánto tarda en recorrer una distancia.Un estudio de Todolí, que recoge buena parte de los estudios empíricos publicados en el mundo sobre esta materia, cita un caso de Australia, concretamente de repartidores en bicicleta: «En verano los repartidores con bici buscan la sombra. Conocen los caminos, pero, como no es la ruta que marca el GPS, pueden verse penalizados y acabar despedidos. Es un control milimétrico de las personas. Si el encargado no fuera una Inteligencia Artificial que carece de empatía, podrías hablar con él. Cualquier encargado, por muy despiadado que sea, lo va a aceptar y lo va a entender, porque, además, luego rendirás más. El algoritmo no lo tiene en cuenta», señalan. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba