Edificios más seguros y eficientes cuando el arquitecto emplea el Big Data

El Big Data está afectando la forma en que se diseñan y construyen las ciudades y los edificios

El siglo XXI ha visto avances tecnológicos sin precedentes y una explosión de datos disponibles sobre nuestro entorno construido y las personas que lo habitan. Estamos en una nueva era de datos. Generamos cantidades de datos online. Solo en Twitter, se producen 460 millones de tweets cada día. En el mundo físico, a través de las tecnologías se están generando enormes cantidades de nuevos datos sobre el espacio físico y el comportamiento social de las personas en los espacios urbanos.

Todos los días, creamos 2,5 trillones de bytes de datos, tanto que el 90% de los datos del mundo actual se han creado solo en los últimos dos años. Casi todo lo que hacemos produce datos. Estos datos provienen de todas partes: sensores utilizados para recopilar información climática, deslizar tarjetas de crédito, enviar correos electrónicos, publicaciones en sitios de redes sociales, imágenes y videos digitales, registros de transacciones de compra, solicitar direcciones en Google Maps y señales de GPS de teléfonos celulares, por nombrar algunos. Estos datos son Big Data.

IoT en dispositivos cotidianos

Mientras tanto, un número creciente de dispositivos en el entorno construido, como termostatos y refrigeradores, están reforzando el Internet de las cosas y transmitiendo los datos que recopilan.

Con todos estos datos disponibles, algunos gobiernos municipales están comenzando a usar datos para ayudar a planificar y administrar sus ciudades de manera más efectiva para convertirse en «ciudades inteligentes».

La arquitectura cambia

La industria de la arquitectura cambia todos los días y los estudiantes de arte deben utilizar técnicas comerciales que no eran necesarias hace algunas décadas. Los arquitectos de antaño abrieron estudios de arquitectura que diseñaban edificios con papel y bolígrafo. Y la mayoría de estos edificios eran para personas.

Hoy en día, más arquitectos se encuentran diseñando edificios para albergar servidores y grandes almacenes de datos para empresas, edificios solo para albergar equipos. Sin embargo, esta no es la única forma en que Big Data está cambiando la industria de la arquitectura. Con más acceso a más datos, los arquitectos pueden acceder a datos que les ayudarán a diseñar edificios más seguros, eficientes y únicos.

El big data no solo está cambiando la industria de la arquitectura, también está cambiando a otros. Y debido a esto, cada vez más personas desean edificios que puedan proporcionar información y grandes almacenes de datos. Las empresas solicitan informes de datos para mejorar el rendimiento de sus activos.

¿Cómo podrían ser útiles los macrodatos sobre el ámbito urbano para arquitectos, diseñadores urbanos y planificadores? Basándose en la experiencia de la arquitectura y otras industrias, RIBA ha identificado distintas formas en las que los diseñadores y planificadores pueden utilizar los datos para mejorar su trabajo. La primera se relaciona directamente con el proceso de diseño, y los otros se basan en este proceso para explorar otras formas en que los datos de la ciudad se pueden generar y utilizar para crear mejores lugares.

TE PUEDE GUSTAR

Denodo, líder en gestión de datos, ha estado presente en el Foro ICEX 2024 en Madrid de la mano de Ángel Viña, CEO de

EVENTOS

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio