De la world wide web al objeto conectado

17 mayo, 2019
18 Compartido 1,926 Visualizaciones

El viernes 17 de mayo se celebra el Día de internet tras el nacimiento hace ya 36 años del protocolo TCP/IP y 30 de la world wide web. La startup española Geeksme realiza una radiografía del sector IoT: situación actual, previsiones, retos…

El 1 de enero de 1983 se completó la migración de la red ARPANET del protocolo NCP al protocolo TCP/IP. Seis años después, el 12 de marzo de 1989, Tim Berners-Lee sentó las bases de la world wide web (www) en un informe que se considera como el pistoletazo de salida del internet que hoy todos manejamos en el móvil o en el ordenador. Sin embargo, cada vez se aleja más de las pantallas y de la navegación web, para introducirse dentro de los objetos en lo que se empieza a denominar era “post pantalla” de internet.

El auge de tecnologías como el control por voz, el abaratamiento de componentes, el desarrollo de la tecnología 5G y las soluciones que reducen el time to market y los costes de desarrollo para las empresas están haciendo que actualmente vivamos la verdadera revolución de los objetos conectados”, asegura Ángel Sánchez, cofundador y Manager Director de Geeksme. “El IoT ya es una realidad y veremos cómo se va normalizando y asentando en todas las capas de la sociedad en un futuro inmediato”.

Con motivo de la celebración del Día de internet, la startup española especializada en Internet de las Cosas (IoT) y objetos conectados Geeksme ha recopilado algunos datos clave sobre la situación de esta tecnología:

El auge de los objetos conectados

Esta evolución de internet nos está llevando del móvil y el ordenador al altavoz inteligente, la bombilla conectada, la silla monitorizada, el timbre con cámara o las persianas robotizadas. Así, la domótica, los asistentes de voz y los sensores se extienden por hogares y oficinas, multiplicando el número de dispositivos de internet de las cosas (IoT) de forma casi exponencial.

En 2019 se prevé que habrá más de 26.000 millones de objetos conectados, una cifra que ha ido creciendo desde los 15.400 del año 2015 y que se cree alcanzará los 75.400 para 2025. De esta forma, los ingresos en plataformas IoT en Europa pasan de los 23.000 millones de dólares a los 38 previstos para este año y los 94.000 que se prevén conseguir en 2023. Por su parte, la consultora IDC predice que la inversión en IoT este año alcanzará los 750.000 millones de dólares. Este mismo estudio considera a China y Estados Unidos como los países con mayor inversión en IoT en 2019: 194.000 y 182.000 millones de dólares, respectivamente. Aquellos en los que más crecerá la cifra de inversión hasta el año 2022 son México, Colombia y Chile.

Concretamente, España ya cuenta con 6,5 millones de objetos conectados, consiguiendo en 2018 un incremento de un millón de ellos, entre los que se encuentran vehículos, aparatos de teleasistencia y de pagos bancarios, electrodomésticos, sistemas de seguridad, sensores de gestión de infraestructuras…

Usos y usuarios

En este contexto, los usuarios gastan cada vez más en objetos conectados. Solo en Estados Unidos se gastaron más de 19.000 millones de dólares en objetos inteligentes para el hogar en 2018, siendo la seguridad el uso más popular (62%, según una encuesta de Safe at last). Sin embargo, no menos importante será la oficina inteligente. Se calcula que este mercado alcance un valor de 46.110 millones de dólares para 2023, según la consultora Market and Markets.

En cuanto a los usuarios, existe un alto grado de conocimiento y aceptación. Según una encuesta realizada por We are testers, el 55% de los consumidores sabe lo que es el IoT, el 33% ha oído hablar de ello, pero lo desconoce y el 12% no lo conoce. De esta muestra, el 61% considera que el hecho de que las cosas estén cada vez más conectadas es un beneficio para la sociedad, porque genera comodidad y bienestar. Pese a este alto porcentaje, el 33% no tiene muy claro si esta afirmación es correcta y el 7% opina lo contrario.

Por último, el uso de objetos conectados también trae consigo algunos puntos sensibles que hay que tener en cuenta. El 83% de los usuarios cree que las tecnologías plantean retos para la seguridad de datos y la privacidad, mostrándose un 70% preocupado porque los objetos conectados puedan almacenar datos sobre sus gustos, hábitos o comportamientos.

Dispositivos más populares

En cuanto al conocimiento y popularización de las categorías de objetos conectados, los usuarios asocian esta tecnología a los dispositivos de consumo más conocidos, como los televisores y los coches, que tienen claros beneficios (acceso a internet para contenidos, navegación, control por voz, etc.).

En base a la encuesta, las aplicaciones IoT más conocidas son la SmartTV (64%), seguida de los vehículos inteligentes (55%), wearables como relojes, ropa o zapatillas (52%), las neveras inteligentes (41%) y los robots de limpieza (35%). Por el contrario, la tecnología IoT aplicada a las ciudades inteligentes para la optimización de recursos, monitorización de servicios públicos, etc. es una de las menos conocidas.

Sin embargo, una de las estrellas y “culpable” de este crecimiento están siendo los asistentes de voz integrados en dispositivos como los altavoces inteligentes. Estos están sirviendo de hub para el uso de objetos conectados en la oficina o el hogar. De esta forma, la inversión en inteligencia artificial en 2018 se calcula en 24.000 millones de dólares, según IDC, y la cifra de altavoces inteligentes ascenderá a 7.500 millones de dispositivos en 2021.

Inversión de empresas

Según un estudio de SAP y Forrester Consulting, el 93% de las empresas da prioridad al IoT frente a otras tecnologías, como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, la realidad aumentada, la virtual o el blockchain, para transformarse digitalmente, y por tanto, ser un gran competidor en el mercado. A este respecto, la firma de analistas Forrester predice que el 85% de las empresas implementarán o tendrán entre sus planes incluir soluciones de IoT en 2019.

Por su parte, la guía de IDC demuestra que el sector servicios será el que concentre mayor gasto en IoT en 2019, dedicando 250.000 millones de dólares al hardware, cifra de la que 200.000 millones se dedicarán a sensores y módulos. En software se invertirán 154.000 millones de dólares, siendo la categoría que más va a crecer de 2017 a 2022, con un incremento anual del 16,6%.

Te podría interesar

Telefónica presenta en Segovia una experiencia de turismo inmersivo con realidad distribuida
Actualidad
25 compartido1,750 visualizaciones
Actualidad
25 compartido1,750 visualizaciones

Telefónica presenta en Segovia una experiencia de turismo inmersivo con realidad distribuida

José Luis - 27 julio, 2018

El usuario degusta tapas en distintos escenarios a los que es trasportado gracias a unas gafas de realidad virtual. Telefónica, en colaboración con Nokia y Samsung, ha…

Smart Box de PwC , entre las ‘100 Ideas más Innovadoras del Año’
Business Intelligence
10 compartido1,470 visualizaciones
Business Intelligence
10 compartido1,470 visualizaciones

Smart Box de PwC , entre las ‘100 Ideas más Innovadoras del Año’

Vicente Ramírez - 24 mayo, 2018

El proyecto Smart Box de PwC Tax & Legal Services, entre las ‘100 Ideas más Innovadoras del Año’ de Actualidad Económica  El proyecto Smart Box de PwC…

Big Data, “wearables” e inteligencia artificial, un paso más para la personalización de los tratamientos al nuevo paciente digital
Actualidad
15 compartido2,420 visualizaciones
Actualidad
15 compartido2,420 visualizaciones

Big Data, “wearables” e inteligencia artificial, un paso más para la personalización de los tratamientos al nuevo paciente digital

Vicente Ramírez - 28 marzo, 2018

Más de 500 personas han acudido al Foro Sanitas 2017, donde se han reunido numerosos expertos de empresas e instituciones para reflexionar sobre el papel de los…

Dejar comentario

Su email no será publicado