Cómo lograr que un data center sea más ecológico

Los llamados Green Data Centers son la clave para reducir la huella medioambiental que genera el procesar toda la información que pasa por los centros de datos.

Los teléfonos inteligentes han hecho que el video y la fotografía de alta definición estén disponibles para casi cualquier persona, lo que ha dado como resultado un crecimiento sin fin de nuevos datos que deben almacenarse y registrarse para su acceso futuro. Esto tiene implicaciones significativas tanto para los costos de operación de un centro de datos como para el medio ambiente.

A medida que el mercado de consumo de productos electrónicos continúa creciendo, las empresas continúan expandiendo sus requisitos de almacenamiento y retención de datos.

Hoy en día, hay millones de servidores que se ejecutan en todo el mundo a diario. A menudo, estos se actualizan y administran, pero no siempre se utilizan. Se estima que estos servidores no utilizados cuestan miles de millones cada año. Esto podría ser una gran pérdida de dinero, así como una pérdida de energía.

Los centros de datos ecológicos han reconocido estos desechos y han trabajado para repararlos. Muchas empresas ahora son más conscientes de su huella de carbono y están contemplando lo que pueden ofrecer los centros de datos sostenibles.

La importancia de la tecnología verde en los data center

Los nuevos requisitos de almacenamiento de datos no necesariamente denotan una relación lineal en los requisitos de hardware. Los efectos de los nuevos requisitos de almacenamiento se multiplican en el futuro, ya que las políticas de retención modernas suelen exigir copias de seguridad fiables a las que se puede acceder fácilmente. Todos estos nuevos datos deben protegerse, enfriarse y transmitirse de manera eficaz. La actualización de los centros de datos también puede significar la expansión del espacio físico para nuevos racks y otros equipos, los cuales también deben estar iluminados, refrigerados y asegurados.

En la actualidad, incluso los centros de datos pequeños consumen grandes cantidades de energía. Operar una granja de servidores, ventiladores, consolas, monitores, luces y sistemas de enfriamiento todo el día, todos los días, requiere grandes cantidades de energía.

Dado que los centros de datos requieren un alto tiempo de actividad, muchos sistemas funcionan de forma continua independientemente del uso. Los sistemas redundantes diseñados para mejorar la confiabilidad y la seguridad también consumen grandes cantidades de electricidad por derecho propio.

Reducir el impacto ambiental de los centros de datos

La reducción del consumo de energía en los data center beneficia al medio ambiente y proporciona beneficios económicos al operador del centro de datos. Con el costo de la energía en constante aumento, las industrias de uso intensivo de energía siempre están buscando nuevas formas de reducir sus gastos generales. Los propietarios de centros de datos no son diferentes. Los centros de datos modernos reducen sus costos de varias formas.

El desarrollo tecnológico cada vez mayor exige que los centros de datos modernos utilicen nuevos equipos. Los equipos más nuevos no solo son más capaces, sino también más eficientes energéticamente. Los equipos más antiguos que pueden no haber sido energéticamente eficientes al principio se degradarán con el tiempo, lo que aumentará su consumo de energía.

En un data center  que puede estar usando 10 o 15 MW con equipo nuevo, incluso una degradación menor del equipo puede resultar en un enorme aumento en el consumo de energía.

TE PUEDE GUSTAR

Rendimiento, bienestar, satisfacción laboral, retención, diversidad e inclusión son temas que pueden ser medidos con el llamado people analytics. En la era digital, las

EVENTOS

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio