Cómo evolucionará la gestión de datos en el 2021

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

La generalización del concepto de Data Fabric que aprovecha las tecnologías de IA, el cambio de foco en las arquitecturas en la nube desde la migración a la integración de datos y la mayor monetización de éstos son las tres tendencias que marcarán la gestión de datos corporativos.

La generalización del concepto de Data Fabric que aprovecha las tecnologías de IA, el cambio de foco en las arquitecturas en la nube desde la migración a la integración de datos y su mayor monetización son las tres tendencias que marcarán la gestión de datos corporativos en el año 2021. En todas ellas, la Virtualización de Datos tendrá un papel clave. Así lo ha pronosticado Denodo, reconocido por la firma de análisis Forrester Research como líder en Big Data Corporativo por su rápida transición a Data Fabric y también, líder en el Cuadrante Mágico de Gartner 2020 sobre herramientas de integración de datos. Denodo explica por qué estas tres tendencias serán claves para las compañías en el próximo año:

  • Generalización del concepto de Data Fabric: en las arquitecturas convencionales de gestión de datos, atender las nuevas peticiones de datos o informes que llegan de los usuarios de negocio es un proceso lento y costoso, que en muchas ocasiones lleva semanas o meses. Hoy en día, la toma rápida de decisiones basadas en datos es crucial para el éxito de las grandes organizaciones.  Por ello, muchas compañías están apostando por tecnologías de integración como la Virtualización de Datos, que logran reducir drásticamente esos tiempos. En el 2021, esta tendencia se consolidará como estrategia de datos general y muchas compañías implementarán el concepto de Data Fabric. Además de virtualización de datos, este concepto utiliza tecnologías de Inteligencia Artificial para automatizar procesos como el descubrimiento de datos, la optimización del rendimiento de consultas y la gestión de la carga de trabajo en los sistemas. Esto incrementará la automatización y la rapidez en la atención de las nuevas necesidades del negocio, beneficiándose del nivel de madurez que la IA ha alcanzado en los últimos años. 
  • El foco en las arquitecturas Cloud se moverá de la migración a la integración de datos: según un estudio reciente de Denodo, más del 60% de las compañías ya tiene varios proyectos en la nube y para el 25% es su entorno principal. Además, la pandemia del COVID-19 ha acelerado esta tendencia ya que las compañías han intentado reducir su dependencia de los centros de datos locales. En los primeros años de la gestión de datos en la nube, el foco estuvo en migrar datos y sistemas a nube, pero este enfoque ha generado problemas técnicos importantes, como que los nuevos sistemas estén integrados solo parcialmente con el resto de la arquitectura TI. Como consecuencia, el foco para los proyectos de cloud cambiará en 2021 hacia la integración de datos: la prioridad será diseñar una infraestructura unificada para acceder y gestionar los datos de múltiples ubicaciones. Así, las compañías cambiarán a arquitecturas lógicas como el Lógical Data Warehouse o el Logical Data Fabric que desde el principio fueron diseñadas para trabajar con una gran distribución de datos. 
  • Monetización de datos más extendida:  la Pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de tener datos precisos y detallados para tomar las mejores decisiones. Dado que muchas grandes compañías poseen datos y servicios propios de gran valor, el siguiente paso lógico es aprovecharlos para ofrecerlos también a terceros. Por ejemplo, muchas compañías de telecomunicaciones venden ya sus datos de geolocalización, las entidades financieras lo hacen con información sobre la valoración de activos financieros y las compañías inmobiliarias comercian con estadísticas sobre el mercado de la vivienda. Esta tendencia se verá muy acentuada durante el 2021 en todos los grandes sectores y también en las instituciones públicas. Pero desde el punto de vista tecnológico, esto conllevará una mayor demanda para las tecnologías implicadas en crear y mostrar los datos como servicio, como por ejemplo: GraphQL, las herramientas de gestión de APIs o la propia Virtualización de Datos.

Denodo considera que en estas tres tendencias, la virtualización de datos jugará un papel clave. En este sentido, Alberto Pan, CTO de Denodo, explica: “En el próximo año, veremos cómo cada vez más compañías apuestan por el concepto de Data Fabric, y centran sus esfuerzos en la nube en la integración de datos, a la vez que intentan profundizar en la monetización de los mismos. El factor común en estas predicciones es que la Virtualización de Datos será una tecnología fundamental, gracias a su capacidad para integrar y gestionar los datos distribuidos en múltiples localizaciones de manera unificada y en tiempo real y a que alivia los problemas que generan las migraciones de datos en las arquitecturas cloud”


Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba