Chat GPT abre el debate: ¿Dejarías el branding de tu empresa en manos de la IA?

La IA supondrá un mercado de más de 90.000 millones de dólares en todo el mundo en 2025.

Según la entidad financiera suiza UBS, la IA supondrá un mercado de más de 90.000 millones de dólares en todo el mundo en 2025. Y según varios medios estadounidenses, Microsoft estaría pensando en invertir en ChatGPT hasta 10 millones de dólares. No en vano, se trata de la aplicación que ha experimentado un mayor crecimiento en su uso en la historia, con 100 millones de usuarios activos tan solo dos meses después de su lanzamiento. Esto ha provocado que los más agoreros crean que, debido al desarrollo de esta IA, en los próximos años desaparecerán decenas de profesiones.

Sin embargo, desde la consultora de desarrollo digital española Syntonize, se admite que aunque la Inteligencia Artificial es una tecnología con un gran potencial para el desarrollo de aplicaciones y de estrategias de marketing y branding, los límites actuales dejan un campo aún muy extenso para el trabajo de la creatividad humana.

En el caso concreto del branding de una empresa, en donde se materializan los procesos de identidad visual, auditiva e incluso emocional con el objetivo de destacar en el mercado y diferenciarse de la competencia, el uso de la Inteligencia Artificial puede ayudar enormemente a conseguir:

  • Mayor efectividad: no hay duda de que la IA permite procesar de forma más rápida la gestión de los datos y las ideas. Es capaz de procesar enormes cantidades de información y ofrecer varias versiones en un menor tiempo que un equipo humano, con lo que se puede ahorrar tiempo y recursos.
  • Más precisión: la IA es un compañero de trabajo fundamental a la hora de analizar el público objetivo de un producto, un servicio o una organización. La capacidad que tiene la IA para estudiar el comportamiento de consumidores aumenta las posibilidades a la hora de crear una marca o campaña que se ajuste mejor a las necesidades de los clientes.
  • Personalización: con la ayuda de IA especializadas en generación de contenidos (ya sean de texto, de imágenes o incluso sonidos) es más sencillo crear mensajes personalizados para cada cliente. En el caso concreto de Syntonize, por ejemplo, la consultora está en proceso de entrenamiento de una IA para que aprenda criterios de marca, de manera que se simplifiquen los procesos y las pruebas, lo que redundará en un ahorro de costes para los clientes.
  • Análisis de competencia: gracias a la capacidad de gestionar datos de las funciones analíticas de la IA, se puede conocer mejor, y de forma más granular, a la competencia, de forma que se observe perfectamente la estrategia de la industria y se pueda adaptar mejor la propia para llegar a más y mejores clientes.

Como siempre decimos, la tecnología es un arma muy poderosa que nos otorga muchas posibilidades para crear y desarrollar productos muy útiles para el día a día de cientos de miles de personas, pero siempre depende de las manos que manejen dicha tecnología para obtener resultados buenos … o no tan interesantes”, alerta Juan Quintanilla, CEO y fundador de Syntonize.

Cuando una empresa deja todo su potencial creativo en manos de la IA, los resultados no siempre son los deseables y, así, según el análisis realizado por Syntonize, los principales errores que cometen los equipos de tecnología cuando utilizan IA son:

  • Falta de la creatividad: al tratarse de una herramienta que carece de creatividad o intuición, es posible que un uso excesivo de IA deshumanice la marca. En este sentido, si se realiza todo con Inteligencia Artificial, la conexión emocional con los consumidores podría no ser real y acabar perjudicando al branding.
  • Costes: poner en marcha una solución IA personalizada para el branding en una empresa puede ser una elaboración costosa. Además, es posible que sea incluso necesario contratar personal cualificado y correctamente formado para gestionar esta tecnología, lo que incrementa aún más los costes.
  • Limitación tecnológica: la IA, en muchas ocasiones, elimina el contexto y las emociones que hay detrás de una campaña de marketing, lo que provoca perder la conexión sentimental con el público objetivo.

En definitiva, el uso de la Inteligencia Artificial, según apuntan desde Syntonize, es idóneo siempre que no se convierta en abuso: si la empresa tiene una cultura orientada a la tecnología y presupuesto suficiente para invertir en soluciones de IA, puede ser una buena opción. Sin embargo, si la empresa busca una conexión emocional con los consumidores, es siempre preferible trabajar con un equipo humano.

TE PUEDE GUSTAR

La IA está experimentando un crecimiento significativo a nivel mundial. Este avance tecnológico no solo está mejorando los procesos comerciales, sino que también se

EVENTOS

RECIBE NUESTRA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio