Big data y cómo aumentar la eficacia y las ventas en las empresas

Software Big Data

El sistema capitalista en el que vivimos hoy en día se mueve más deprisa si lo comparamos con el que existía hace décadas.

Con la entrada de la tecnología en la vida de los consumidores, cada vez se generan más datos y con más rapidez. El Big Data, gracias a las estadísticas y a las matemáticas, es el compañero perfecto de muchas empresas e instituciones para conocer mejor al público, predecir y ofrecer mejores servicios y productos. A continuación, hablaremos de algunas industrias que han sacado provecho del big data para evolucionar.

La industria del juego y los casinos

El mercado de los casinos es cada vez más competitivo, es por eso por lo que entre sus estrategias se encuentra el big data. Gracias a empresas como New Relic que gestionan todos los datos de la ciencia big data, las salas de juego y casinos han logrado hacer que la experiencia de juego sea mejor para los clientes. Algunos grandes resorts de casinos, sobre todo en Las Vegas, están utilizando los análisis matemáticos y big data para conocer mejor a sus clientes y saber dónde están gastando el dinero cuando se hospedan en el hotel, ya sea en una tragaperras en particular o en una cena en uno de los restaurantes. El análisis de datos también permite a los casinos estudiar los hábitos de sus jugadores, qué juegos son los más populares y cuáles son los servicios de hotel, spa o restaurante que más disfrutan. El gigante MGM Resorts utilizó herramientas de análisis de datos para conocer el rendimiento de cada uno de sus resorts, tomando mejores decisiones en cuanto al presupuesto y cuentas de negocio en tiempo real.

En cuanto a los casinos online, la retención es otro elemento clave para su crecimiento. Con el big data se pueden hacer muchas cosas, entre ellas permite que los casinos sepan qué necesidades tienen sus clientes, y eso se puede utilizar para incrementar la retención cuando conoces las debilidades del casino en línea. Un buen ejemplo de esto son las ofertas, nuevas promociones y bonos para fidelizar al jugador como los bonos de bienvenida de betway casino que ofrecen 500 euros a los nuevos jugadores y válido durante los siguientes 7 días. El big data facilita la identificación de tendencias en ambas direcciones, los casinos pueden aprovechar esto a su favor para dar soluciones a cualquier amenaza tanto por un competidor o por sus propios consumidores. Los casinos online tienen acceso a volúmenes de datos muy grandes, les es posible desglosarlos e interpretarlos en tiempo real para así ser más eficaces y ofrecer una mejor experiencia de usuario.

Las redes sociales y la publicidad digital

Las últimas noticias sobre grandes cantidades de datos y redes sociales vienen acompañadas por la gran empresa dominante Facebook, que entró en una serie de polémicas relacionadas con la política de varios países. Como todo en la tecnología, el big data puede utilizarse para causas buenas, pero también se puede incurrir en malas prácticas. Aparte de la cuestión ética, estas plataformas sociales se sustentan de la publicidad generada por sus clientes a través de ellas. Facebook, Twitter o incluso Instagram dan una serie de herramientas gratuitas a sus potenciales clientes para poder segmentar sus campañas publicitarias de tal forma que la publicidad que realizan es muy eficaz y eficiente ya que las campañas se diseñan bajo criterios como edad, sexo, población, gustos e intereses. Criterios muy sabrosos para alcanzar niveles de ventas que cubran los costes de sus servicios y productos.

Lo comentado anteriormente sucede en plataformas como Facebook o Twitter e incluso en la conocida plataforma de influencers Instagram. La diferencia con Instagram reside en que aquí incluso se pueden conocer más datos, como por ejemplo el número de interacciones que tu cuenta ha tenido con otros usuarios, los días y horas cuando tu perfil es más visitado, los porcentajes de tus visitas que provienen de una ciudad o país en concreto, el alcance de tus historias o fotos, etc. De esta manera es cada vez más fácil que un cliente haga una campaña de personalidades influyentes más eficaz que yendo a ciegas.

 

Manejo de tráfico vehícular en las grandes ciudades

El big data supone una mina de oro para las instituciones de un país o grandes ciudades. Con la ayuda de estadísticas y matemáticas se pueden averiguar y escenificar diversos escenarios para evitar el caos ante una situación dada. Por ejemplo, el tráfico en ciudades como Londres, París o Madrid se pueden dirigir en tiempo real con sistemas informáticos que ayudan a planificar bien el tráfico de coches y peatones en las estaciones de metro. Además, según la estación del año también se podría averiguar el porcentaje necesario de los sistemas de salud para dar servicio a los ciudadanos.

Sin ir más lejos, el big data será cada vez más utilizado gracias al Internet de las Cosas, en inglés “Internet of things” y supondrá un control de todo lo que mueve a una Smart City o ciudad inteligente. La manipulación de grandes cantidades de datos generados por los ciudadanos será clave para un gasto eficaz en los recursos de las ciudades. De echo, ciudades como Castellón dedican parte del presupuesto en la instalación de sensores para monitorizar la utilización de los servicios públicos con el fin de llegar a ser eficiente al 100% en un futuro muy próximo.

El big data es una ciencia cada vez más en uso por las sociedades, empresas e instituciones de todos los ámbitos. El deporte, los negocios online, la salud, la electricidad, etc. serán más eficientes en un futuro más cercano de lo que pensamos y traerán beneficios que todos podremos disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Ir arriba