Apple y Google suspenden el acceso a grabaciones de voz a proveedores

Apple y Google han anunciado que limitarán la forma en que sus proveedores acceden internamente al audio grabado por sus asistentes de voz, Siri y Google Assistant.

El problema de privacidad de Apple comenzó hace una semana cuando The Guardian publicó un artículo en el que revelaba que los contratistas “escuchan regularmente” todo tipo de cosas que los clientes de Apple preferirían que no escucharan, incluidos encuentros sexuales, negocios y charlas entre pacientes y médicos.

A pesar de las protestas de Apple sobre que tales grabaciones son seudonimizadas y solo se accede a ellas para mejorar la precisión de Siri, el denunciante que habló con el periódico insistió en que en algunos casos: »Estas grabaciones van acompañadas de datos del usuario que muestran la ubicación, los datos de contacto y los datos de la aplicación».

Apple ahora dice que ha suspendido el programa global bajo el cual se accedía a las grabaciones de voz mientras se realiza una revisión.

No está claro cuánto tiempo permanecerá en vigor, ni si la compañía ajustará el período de tiempo que guarda las grabaciones en sus servidores (actualmente entre seis meses y dos años).

Una interesante coincidencia, Google se encuentra en una solución similar. El regulador de privacidad de Alemania recientemente comenzó a investigar después de que la emisora ​​belga VRT publicara una noticia sobre que contratistas escuchaban las grabaciones de Google Assistant. El punto de vista de Google: »No asociamos clips de audio con cuentas de usuario durante el proceso de revisión, y solo realizamos revisiones del alrededor del 0.2% de todos los clips».

Sin embargo, Google ahora dice que también ha suspendido el acceso a las grabaciones en la UE durante tres meses.

Sin embargo fue Amazon el primero en tomar estas decisiones cuando en abril un informe de Bloomberg reveló que, sí, los contratistas accedían a las grabaciones almacenadas por su asistente de voz Alexa.

¿Ves el patrón?

Nos encontramos ante una maraña de problemas, el primero de los cuales es la forma en que estas compañías explican cómo almacenan y acceden a las grabaciones de voz.

Dicen que solo acceden menos de 1% de las grabaciones almacenadas en sus servidores, pero que eso aún supone muchas grabaciones. A pesar de lo que dicen las compañías, tampoco está claro que estas grabaciones siempre sean tan anónimas como afirman.

Quizás el problema fundamental sea que la única forma de mejorar la precisión de los asistentes de voz es ajustar manualmente cómo entienden lo que los usuarios les piden que hagan o no hagan.

Eso requiere que el personal de la empresa, incluidos los proveedores, accedas a las interacciones de voz reales tomadas por una gama cada vez mayor de dispositivos, incluidos altavoces inteligentes, smartphones y los relojes de Apple.

Es una parte inherente al desarrollo de este tipo de dispositivos y no existe una forma obvia de solucionar un problema que siempre podría afectar a las empresas tecnológicas en algún momento.

La respuesta más probable de Apple, Google y Amazon es algún tipo de reformulación sobre todo lo anterior a un público que se está volviendo más escéptico sobre la ética de obtener muchos datos personales bajo el supuesto de que las empresas se preocuparán por la privacidad.

TE PUEDE GUSTAR

EVENTOS

RECIBE LA NEWSLETTER

*Email:

*Nombre:

*Empresa:

Cargo:

Sector:
     

Please don't insert text in the box below!

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

SÍGUENOS EN RRSS

MÁS COMENTADOS

Scroll al inicio